ⓘ Expedición de Juan García Tao, 1620. La expedición de Juan García Tao fue enviada en 1620 por el gobernador de Chile Lope de Ulloa y Lemos a reconocer las islas ..

                                     

ⓘ Expedición de Juan García Tao (1620)

La expedición de Juan García Tao fue enviada en 1620 por el gobernador de Chile Lope de Ulloa y Lemos a reconocer las islas al sur del país y encontrar la ciudad de los Césares. Regresó el mismo año, sin lograr su cometido.

Es la primera expedición española que informa del cruce del istmo de Ofqui por tierra a través del río San Tadeo. Sin embargo, sus características más significativas permanecen aún sin conocerse, porque las descripciones no tienen la latitud del lugar.

                                     

1. Motivos de la expedición

Durante los inicios de la colonia había sugido el rumor de que en la Patagonia se encontraba la Ciudad de los Césares, un espejismo que reunía todas las proyecciones coloniales españolas de riquezas, principalmente oro y plata.

Por otro lado, la Patagonia era un territorio prácticamente desconocido, inhóspito y carente de riquezas naturales u oportunidades de labranza.

En uno de los intentos por encontrar la mítica ciudad, el gobernador de Chile ordenó alistar una expedición que reconociera todas las islas del sur hasta el estrecho. Esta partida fue el complemento marítimo de otras dos expediciones terrestres enviadas al sur y al este con el mismo objetivo, las de Diego Flores de León, y de Jerónimo Luis de Cabrera. ​

                                     

2. Fuentes de información

Existen sobre la expedición varios escritos como un informe de Juan García Tao conservado por Diego Barros Arana, el relato de Diego de Rosales en su Historia General del Reino de Chile Tomo 1, página 105 y una carta de Diego Flores de León al Rey de España. Más interesantes son las interpretaciones que se hacen de los escasos datos históricos, con contribuciones de Francisco Vidal Gormaz, Hans Steffen y Francisco Fonck entre otros.

                                     

3. Expedición

La expedición fue formada en Castro con 3 dalcas y 5 soldados bajo el mando de Juan García Tao. No se sabe cuantas otras personas formaron parte de la expedición, pero el autor Quiroz Larrea estima que en cada dalca iban 7 u 8 tripulantes y suma en total 15 a 18 remeros, guías o traductores adicionales. ​

                                     

4. Ruta

Todos los historiadores coinciden en que García Tao cruzó el golfo de Corcovado tras lo cual se les reunió el mentado Pedro Delco, probablemente en la actual isla Ascensión, más conocida por su principal localidad, Melinka.

A partir de allí siguió por el llamado canal Moraleda y tras ocho días de viaje alcanzan el límite sur de los dominios de Pedro Delco, quien vuelve al norte y deja con ellos como guía a su hijo Pedro Domel.

Tras cuatro jornadas arriba al sector de la desembocadura del río Aysén islas arrimadas la cordillera" y continuó hacia el sur por el canal Costa hasta el golfo Elefantes donde remontó el río Témpanos hasta "una laguna de agua dulce" que es la laguna de San Rafael. De su ribera sur u oeste, no se sabe, cruza por tierra hasta la orilla del río San Tadeo y lo navega aguas abajo hasta su desembocadura, hoy llamada paso Expedición, en el golfo de Penas.

A partir de este punto es difícil seguir el relato de García Tao, sostiene Quiroz Larrea. Puede haber continuado hacia el oeste hasta la península Tres Montes, al sur hasta el archipiélago Guayaneco o hacia el continente.

Como sea, García Tao envía una partida a reconocer la región, pero llevóles la guía por la mar brava. salieron medio ahogados i la piragua lastimada". Según las averiguaciones de García Tao, el guía Pedro Domel buscaba esconder el verdadero pasaje la ciudad que buscaban y desviarlos la mar abierta.

El 10 de diciembre de 1620, Juan García Tao inició el regreso a Chiloé.