ⓘ Ignacio Carrera Pinto. Ignacio José Carrera Pinto fue un militar chileno, capitán de la 4.ª Compañía del Batallón 6.º de Línea Chacabuco, muerto al mando de sus ..

                                     

ⓘ Ignacio Carrera Pinto

Ignacio José Carrera Pinto fue un militar chileno, capitán de la 4.ª Compañía del Batallón 6.º de Línea "Chacabuco", muerto al mando de sus hombres en la batalla de La Concepción, en el marco de la Campaña de la Sierra de la Guerra del Pacífico.

                                     

1. Familia

Proveniente de un ambiente aristocrático, fue hijo de José Miguel Carrera Fontecilla y de Emilia Pinto Benavente, nieto de José Miguel Carrera por vía paterna, y sobrino-nieto del presidente Francisco Antonio Pinto y sobrino del presidente Aníbal Pinto Garmendia por vía materna. ​

                                     

2. Guerra del Pacífico

Pocos meses después de declarada la guerra, cuando contaba con 31 años de edad, se enroló voluntariamente en el ejército y recibió el grado de sargento del Regimiento Cívico Movilizado N.º 7 de Infantería Esmeralda, conocido como el Regimiento 7.º de Línea. A fines de septiembre de 1879, desembarcó con su regimiento en el territorio ocupado de Antofagasta, de donde pasó a Carmen Alto. Luego de la captura del puerto peruano de Pisagua, se trasladó al teatro de operaciones de Tarapacá e integró la fuerza que ocupó el puerto de Iquique.

Cuando se inició la campaña de Tacna y Arica, su regimiento pasó a integrar la primera división del ejército expedicionario. El subteniente Carrera participó en la batalla del Alto de la Alianza, donde no obstante ser herido en combate, continuó dirigiendo a sus hombres, hecho que le valió ser ascendido a subteniente, con fecha retroactiva del 3 de noviembre de 1879. ​ del día 10, perseguidas por Cáceres, aparecieron las fuerzas de Del Canto, el cual al ver a sus compañeros muertos inició el ajusticiamiento en contra de la población de Concepción, decretando fusilamientos e incendios. En vista de la cercanía de los peruanos y la imposibilidad de cargar con los muertos, Del Canto ordenó solamente recuperar los corazones de cuatro oficiales: El capitán Ignacio Carrera Pinto, el teniente Montt, los subtenientes Pérez Canto y Luis Cruz Martínez y enviarlos a Santiago en alcohol, los cuales se encuentran en la catedral de Santiago.