ⓘ Coronavirus de Wuhan. El coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave ​ El genoma del virus está formado por una sola cadena de ARN, por lo que se clasif ..

                                     

ⓘ Coronavirus de Wuhan

El coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave ​

El genoma del virus está formado por una sola cadena de ARN, por lo que se clasifica como ARN monocatenario positivo. Su secuencia genética se ha aislado a partir de una muestra obtenida de un paciente afectado por neumonía en la ciudad china de Wuhan. ​

                                     

1. Historia

El 31 de diciembre de 2019, las autoridades sanitarias de la ciudad de Wuhan informaron sobre la aparición de veintisiete personas diagnosticadas de síndrome respiratorio agudo grave de origen desconocido; la mayor parte de los casos estaban relacionados con un determinado mercado de mariscos y otros animales ubicados en la ciudad. El 7 de enero de 2020 las autoridades chinas declararon que se hubiera descubrido que la causa de la enfermedad era un nuevo virus de la familia de los coronavirus que fue nombrado provisionalmente como 2019-nCoV coronavirus de Wuhan. El 13 de enero se detectó un caso en Tailandia confirmado por pruebas de laboratorio. El 14 de enero se detectó un caso en Japón de una persona que había viajado recientemente a Wuhan. El 21 de enero se informó de la existencia de casos en Estados Unidos también en personas que habían viajado a Wuhan. ​ mientras los casos confirmados a nivel mundial superaban los 118 000 en 114 países y el número de fallecidos ascendía a 4 291.

                                     

2. Periodo de incubación

El periodo de incubación, es decir el tiempo que transcurre desde que una persona se infecta por el virus hasta que presenta síntomas, oscila en general entre los 4 y los 7 días, en el 95 % de las ocasiones es menor a 12.5 días. Los límites extremos se han establecido entre 2 y 14 días después del contagio. ​

                                     

3. Mecanismo de transmisión

Se cree que la fuente del virus es animal, aunque no se ha logrado averiguar el reservorio específico, se han propuesto diversas posibilidades, entre ellas murciélagos, serpientes o pangolines. Probablemente el brote se originó por contacto directo con estos animales en el mercado de la ciudad de Wuhan. Una vez el virus se encuentra en una persona puede transmitirse a otra. La transmisión del virus entre humanos es posible a través de las secreciones respiratorias de las personas infectadas, sobre todo mediante la expulsión a través de la tos o el estornudo, de pequeñas gotas de menos de 5 micras de diámetro que pueden alcanzar cruzando el aire distancias de dos metros, también mediante contacto directo con estas secreciones o por objetos contaminados por las mismas o fómites. ​

                                     

4. Clínica

Los síntomas iniciales de la infección pueden consistir en fiebre, tos, estornudos, dolor de garganta y manifestaciones generales como dolor articular, por lo que el cuadro sería similar al de la gripe. En algunas ocasiones se producen complicaciones como neumonia y dificultad respiratoria que puede conducir la muerte. Son más propensos a presentar complicaciones graves los varones de más de 60 años, sobre todo los que presentan enfermedades previas. La fiebre no aparece en todos los pacientes, en ocasiones no existe fiebre en niños pequeños, ancianos o personas en tratamiento con medicamentos que disminuyen la respuesta inmune inmunosupresores. ​

                                     

5. Virología

En la taxonomía de los virus, los coronavirus se corresponden con la subfamilia Orthocoronavirinae, que está incluida dentro de la familia Coronaviridae. La subfamilia Orthocoronavirinae se compone de cuatro géneros, según su estructura genética: Alphacoronavirus, Betacoronavirus, Gammacoronavirus y Deltacoronavirus. Tanto los alfacoronavirus como los betacoronavirus provocan distintas enfermedades en diferentes especies de mamíferos: infecciones respiratorias en humanos y procesos de gastroenteritis en algunos animales. ​

                                     

6. Contención del virus

El 22 de enero de 2020, el gobierno chino declaró la cuarentena en las ciudades de Wuhan, Huanggang y Ezhou que cuentan con una población conjunta de aproximadamente quince millones de personas, en un intento de contener la diseminación del brote viral. ​



                                     

7. Fuente del virus

El 22 de enero de 2020, el Journal of Medical Virology publicó un informe con el análisis genómico del virus que refleja que las serpientes de la zona de Wuhan son el reservorio más probable del virus; sin embargo, se requieren más investigaciones para dar por segura esta posibilidad. El 26 de enero, se inició una investigación para estudiar la posibilidad de que la fuente sea una sopa de murciélago que se consume habitualmente en la zona, ya que estos animales podrían actuar como reservorio del virus. ​

                                     

8. Medidas preventivas

Las medidas preventivas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud son las siguientes:

                                     

9. Vacunas y antivirales

Varias organizaciones están intentando conseguir una vacuna. El National Institutes of Health de Estados Unidos espera iniciar los ensayos en humanos de una vacuna en abril de 2020. ​

                                     

10. Seguimiento de la cantidad de infectados

La Universidad Johns Hopkins JHU, La Organización Mundial de la Salud y la cadena de televisión estadounidense NBC han desarrollado mapas interactivos que muestran como avanza el número de contagiados. El mapa más completo es el de La Universidad Johns Hopkins, este ilustra la ubicación y el número de casos confirmados de COVID-19, muertes y recuperaciones para todos los países afectados. El mapa de la OMS es más sencillo dejando ver el número de contagiados, las muertes por el COVID-19 y el número de países afectados; mientras que el mapa generado por la NBC muestra una animación sobre como se ha ido propagando el virus COVID-19 en todo el mundo desde finales del mes de enero de 2020. ​