ⓘ José Frías. Se radicó de muy joven en Tucumán, donde se dedicó al comercio y las actividades agrícolas. Adquirió las fincas de Cevil Redondo y San Javier, las q ..

                                     

ⓘ José Frías

Se radicó de muy joven en Tucumán, donde se dedicó al comercio y las actividades agrícolas. Adquirió las fincas de Cevil Redondo y San Javier, las que totalizaban una vastísima extensión, desde el Camino Real del Perú hasta las cumbres del cerro. Se dedicó la cría de mulares, que los vendía en Alto Perú, y tenía también una casa de comercio en la ciudad. Al igual que sus hermanos, los sacerdotes Manuel y Felipe Frías.

En 1831, la Sala de Representantes lo eligió gobernador de Tucumán pero su breve mandato terminó ese mismo año, cuando Facundo Quiroga batió a las fuerzas tucumanas en La Ciudadela y se posesionó de la provincia. Con su familia, Frías debió exiliarse en Bolivia, donde permaneció varios años. Allí dio refugio a su sobrino Félix Frías. ​En 1848b ajo la protección del gobernador Celedonio Gutiérrez regresa a Tucumán. Ese mismo año, junto con sus hijos Justiniano y José María, fundó el ingenio azucarero San José, que permaneció en actividad hasta 1966.

Posteriormente, en 1854, ejerció la función de Presidente de la Municipalidad.

                                     

1. Fuentes

  • Páez de la Torre, Carlos 1987. Historia de Tucumá. Plus Ultra.
  • Cutolo, Vicente O. 1968. Nuevo diccionario biográfico argentino. Tomo 3. Elche. p. 154.