ⓘ Pigmento de laca. Los pigmentos de laca se producen al precipitar un tinte orgánico con un aglutinante inerte, o mordiente, generalmente una sal metálica. A dif ..

                                     

ⓘ Pigmento de laca

Los pigmentos de laca se producen al precipitar un tinte orgánico con un aglutinante inerte, o "mordiente", generalmente una sal metálica. A diferencia del bermellón, del azul ultramar y de otros colorantes obtenidos de minerales molidos, los pigmentos lacados son orgánicos. ​

                                     

1. Etimología

El término "laca" se deriva del término lac, que designa las secreciones del insecto comedor de madera indio Laccifer lacca anteriormente conocido como Coccus lacca. ​

                                     

2. Química

Muchos pigmentos de laca son colorantes azoicos. Característicamente tienen sustituyentes sulfonato y a veces carboxilato, que confieren carga negativa al cromóforo sustancia colorante.

Las sales metálicas o aglutinantes utilizados son por lo general totalmente o casi incoloros. ​ El componente orgánico del tinte determina el color del precipitado resultante. En la antigüedad, la creta, la arcilla blanca y los huesos triturados se usaban como fuentes de sales de calcio. Hoy en día, las sales metálicas son típicamente de cromo o cobalto, y el pigmento de laca resultante se diluye con materiales inertes como la alúmina.

                                     

3. Historia y arte

Los pigmentos de laca tienen una larga historia en decoración y artes. Algunos han sido producidos durante miles de años y comercializados a largas distancias.

Las lacas rojas fueron particularmente importantes en la historia del arte por su carácter translúcido. A menudo se usaban en capas sobre un rojo más opaco a veces el pigmento a base de mineral bermellón, o también una laca roja mezclada con plomo blanco o bermellón para crear un color rojo intenso y rico. Son comunes en las pinturas de artistas venecianos del siglo XVI, incluido Tiziano, para representar cortinajes y telas finas. ​

El índigo y el rosa de rubia ahora se producen de manera más barata a partir de fuentes sintéticas, aunque persiste el uso de productos naturales, especialmente entre los artesanos. Las industrias de alimentos y cosméticos han mostrado un renovado interés en la cochinilla como fuente de colorante rojo natural.