ⓘ Mazindol. El Mazindol es un fármaco del tipo imidazoisoindol tricíclico perteneciente la categoría terapéutica de los anorexígenos no anfetamínicos. El mazindol ..

                                     

ⓘ Mazindol

El Mazindol es un fármaco del tipo imidazoisoindol tricíclico perteneciente la categoría terapéutica de los anorexígenos no anfetamínicos. El mazindol es un inhibidor de la recaptación de dopamina. Tiene un modo de acción parecido a de la anfetamina y sus derivados pero existen diferencias en el mecanismo de acción.

En 1997 la Agencia Europea para la Evaluación de Medicamentos EMEA recomendó retirarlo del mercado como anorexígeno, debido a un balance beneficio/riesgo desfavorable. No se comercializa en España ninguna de sus presentaciones. ​

                                     

1. Usos indicados

El principal uso de la droga es el tratamiento de la obesidad exógena en pacientes mayores de 12 años en conjunto a una dieta baja en calorías, por lo que la persona debe estar bajo una terapia multidisciplinar.

Los estudios clínicos llevados a cabo con el mazindol han podido demostrar que el fármaco es un estimulante del Sistema Nervioso Central con características diferentes a los derivados de la feniletilamina. Un estudio demostró que el mazindol tiene aproximadamente 10% a 20% de la potencia de la dextroanfetamina. ​

                                     

2. Otros usos

Dadas sus propiedades estimulantes, en 2016 se llevaron a cabo estudios para ver sus efectos en el trastorno por déficit de atención con hiperactividad. ​

                                     

3. Inconvenientes

El mazindol aumenta la frecuencia del pulso, puede causar alucinaciones y alterar el sueño. En un estudio, los usuarios se quejaron de dolor de cabeza, erupción cutánea, sequedad de boca, sudoración, temblor muscular, náuseas y dificultad para orinar y defecar. Los usuarios también informaron nerviosismo y mareos. En hombres, el mazindol puede provocar dolor en los testículos, interferir con la erección y la eyaculación, además de causar retención de orina. Este último efecto se ha aprovechado para tratar la incontinencia urinaria. El mazindol puede interferir con la producción de la hormona del crecimiento humano. ​ Informes previos señalaron el desarrollo de un trastorno cardíaco después de tomar el mazindol en combinación con fenfluramina o dexfenfluramina, pero dicha afección se ha atribuido a estos dos últimos fármacos por sí mismos, por lo que el papel del mazindol es incierto.

                                     

4. Factor de abuso

En experimentos con monos rhesus, los animales mostraron cierto gusto por el mazindol, pero una revisión de los estudios clínicos no encontró casos en que los pacientes se volvieran adictos. Aunque existen informes de que el mazindol induce euforia, los usuarios humanos no muestran un gusto especial por el medicamento. Los voluntarios que compararon varias drogas para el control de peso descubrieron que el mazindol tiene el menor atractivo. ​

                                     

5. Uso en embarazo y lactancia

La influencia del medicamento en el desarrollo fetal no está establecida. No se sabe si la droga pasa la leche de madres lactantes. Por ambas razones se desaconseja su uso. ​

                                     

6. Retiro del mercado

El fármaco fue retirado de la comercialización en Europa y Estados Unidos en 1999, pero no por cuestiones de seguridad o eficacia, sino porque se descubrió que otros fármacos anoréxicos estaban asociados con el desarrollo de hipertensión arterial pulmonar. ​