ⓘ Detroit: Become Human es un videojuego de aventura gráfica, desarrollado por Quantic Dream y publicado por Sony Interactive Entertainment, inicialmente lanzado ..

                                     

ⓘ Detroit: Become Human

Detroit: Become Human es un videojuego de aventura gráfica, desarrollado por Quantic Dream y publicado por Sony Interactive Entertainment, inicialmente lanzado en exclusiva para la consola PlayStation 4. ​

El argumento del videojuego se sitúa en un mundo futurista donde los androides, con auténtica apariencia humana, comienzan a desarrollar sentimientos y emociones humanas, lo que deriva en un problema para los humanos. ​

                                     

1. Jugabilidad

Al tratarse de un videojuego con un gran componente dramático y cinematográfico, en Detroit: Become Human el jugador se encuentra ante una historia en la que los personajes pueden morir sin que por ello signifique el final del juego. Teniendo que investigar a fondo y resolver casos o situaciones con inteligencia, ya que las acciones, diálogos y decisiones son determinantes para el desarrollo de la trama y pueden derivar en múltiples finales. Además, cabe destacar que dispone de una mayor libertad la hora de explorar y que los escenarios son algo más abiertos. ​

                                     

2. Personajes

Valorie Curry como Kara: es un modelo de asistente doméstico AX400 creado por CyberLife. El AX400 es un modelo común, diseñado para encargarse de las tareas domésticas y cuidar a niños pequeños. Pueden hablar 300 idiomas diferentes, cocinar más de 9000 platos, ayudar a los niños con sus tareas y jugar con ellos. Kara es propiedad de un ex taxista desempleado, llamado Todd Williams, un personaje extraño e impredecible. Él es el padre de una niña pequeña llamada Alice, de quien Kara tiene la tarea de cuidar. En circunstancias difíciles, rápidamente aprenden que no están seguras con Todd. Ambas huirán y lucharán por encontrar un camino la libertad. Al convertirse en fugitivas, descubrirán un mundo inconexo que se desmorona y comprenderán el extraño sentimiento que las une. Viajarán de encuentro en encuentro, enfrentando la violencia y el odio, pero también la empatía de quienes mantienen la esperanza. ​

                                     

3. Argumento

Markus, un androide asistente y su dueño, Carl Manfred, regresan a casa de un evento social y alertan la policía de un posible robo. Se trata de Leo, el hijo de Carl, el cual le estaba robando valiosos cuadros. Ante esto se desata una discusión entre padre e hijo, que puede acabar de dos formas diferentes. Haga lo que haga, Markus se convierte en divergente y es disparado por la policía. Después del ataque, despierta en un basurero lleno de androides rotos y, tras repararse, logra escapar. Siguiendo un mapa que le dio otro androide, encuentra el camino a Jericho, un barco carguero destrozado y refugio seguro para los divergentes. Allí entabla amistad con tres androides Josh, Simon y North que le ayudan a robar suministros para los divergentes malheridos. Markus alienta a los demás a hacer lo necesario para sobrevivir y eventualmente pelear por sus derechos. Pudiendo optar por usar métodos pacíficos o violentos, realizan varios actos de desobediencia civil, incluyendo una transmisión televisiva de alcance por toda la ciudad, lo que capta la atención de la ciudadanía y hace que más androides se unan a su causa. Esto culmina con el FBI atacando y destruyendo Jericho. Si sobrevive, Markus y los supervivientes marchan a uno de los campos establecidos para destruir a los androides. En una conversación con el agente principal, Markus puede rendirse o mantenerse firme, lo que resulta en, dependiendo de los actos subsecuentes y de la opinión pública, que todos mueran o que la presidenta abra diálogos de paz con ellos.

Connor, un androide policial, es enviado por la corporación CyberLife a asistir al teniente Hank Anderson, un policía veterano con problemas con la bebida que odia a los androides. En el curso de su investigación sobre un brote de androides divergentes, pueden forjar un vínculo o distanciarse, esta última culminando potencialmente en que Hank se suicide. Connor también descubre que, cada vez que muere, su memoria es transferida a un nuevo modelo. Durante su cacería del grupo de Markus, comienza a dudar de sí mismo, aunque puede elegir mantenerse firme con sus creencias. Eventualmente, conoce al fundador de CyberLife, quien dependiendo de sus elecciones, lo guía a Jericho, aunque él es obligado a salir cuando el FBI realiza el ataque. Dependiendo de sus elecciones pasadas, Connor puede volverse un divergente por sí mismo. Si no lo hace, intentará abatir a Markus con un rifle de francotirador durante su protesta final, pero será detenido por un equipo SWAT o por Hank. Si embargo, si se convierte en divergente, Connor ayuda a Markus en su lucha infiltrándose en la sede de Cyberlife liberando a los androides que están allí. Si logra liberarlos, estará en el discurso dado por Markus, donde pierde el control de sí mismo e intentará matarlo. Si lo evita, se librará del control de CyberLife para siempre.

Kara, una androide de asistencia doméstica, propiedad de Todd Williams y su hija Alice, escapa con la niña después de que su padre las ataque bajo la influencia de las drogas, acto que convierte a Kara en divergente. Las dos viajan por todo Detroit buscando llegar a Canadá, donde estarán seguras al no haber leyes específicas sobre androides. En el camino, se hacen amigas de otro androide llamado Luther, quien se une a ellas en su viaje. El viaje se hace cada vez más difícil a medida que la revolución de Markus levanta tensiones y el gobierno comienza a cargar contra los androides. Buscan la ayuda de Rose, quien los envía a Jericho, donde pueden obtener pasaportes para cruzar la frontera. Quedan atrapados en el ataque al barco, lo que puede resultar en la muerte de Luther, Kara y Alice. Kara también puede descubrir que Alice es una androide que Todd compró para reemplazar la hija que se llevó su esposa. Reciben pasaportes y logran abordar el autobús que los llevará a Canadá. Si devuelven los boletos, se encontrarán con Rose y su hijo, quien los dejará en el río que limita con Canadá, donde con unos botes intentarán cruzar la frontera. Si Kara elige robar los boletos de una pareja, llegarán la frontera, solo para encontrar un punto de control donde escanean a los androides. Kara puede sacrificarse, sacrificar a Luther, sacrificar a otro androide llamado Jerry si lo había ayudado previamente, no sacrificar a nadie para así saltarse el control. Si lo logran, y Markus llevó una protesta pacífica, Alice puede cruzar la frontera sola, con Kara o Luther o con Rose si Luther murió anteriormente y Kara decide sacrificarse, o cruzarla los tres juntos. Sin embargo, si no se toma ninguna decisión, y si Markus llevó una protesta violenta, serán ejecutados por oficiales cercanos.

No obstante, hay un final alternativo, que solo se desbloqueará si Kara y Alice son capturadas durante la protesta de Markus sea pacífica o violenta. En dicho final, ambas son llevadas a un campo de concentración de androides para ser asesinadas, pero tienen la oportunidad de escapar gracias la ayuda de los androides que se han encontrado a lo largo de su camino. Kara puede decidir escapar con Alice y Luther, solo con Alice y escaparse ella sola. En cualquier caso, despertará en un basurero de androides.



                                     

4. Desarrollo

La idea del juego surgió de una demostración técnica llamada "Kara" realizada por Quantic Dream en el año 2012. El cortometraje contaba la historia de una joven llamada Kara, que debía escapar de una fábrica de androides al descubrir que tenía sentimientos. El video se convirtió en un éxito, con más de 27 millones de visualizaciones en YouTube, lo que convenció al estudio a desarrollar un videojuego basado en el personaje. ​

                                     

5. Recepción

Crítica

Detroit: Become Human fue recibido con críticas generalmente positivas, consiguiendo una calificación promedio de 78 sobre 100 en Metacritic, en base a 103 reseñas de periodistas de videojuegos.

El periodista Álvaro Castellano de la página web 3DJuegos, opina que Detroit: Become Human sigue siendo un juego 100% Quantic Dream, así que tiene todos los manierismos y tics de una obra de David Cage y no logrará disuadir a quienes acusan sus lanzamientos de falta de interacción. Sin embargo, es difícil encontrar algo tan potente en su género como lo que ha logrado esta vez. El videojuego de PS4 es formalmente fascinante y tiene una puesta en escena digna de una película, pero no me parece que descuide en absoluto un argumento repleto de decisiones durísimas que tomar, y que se acerca a temas difíciles con seriedad y buen hacer. A mi juicio, el mejor juego hasta ahora de los creadores de Heavy Rain ". ​