ⓘ Georg Friedrich von Tempelhoff fue un táctico militar, matemático y escritor alemán. Revela Tempelhoff a Federico del cargo que le hace Lloyd por no haber situa ..

                                     

ⓘ Georg Friedrich von Tempelhoff

Georg Friedrich von Tempelhoff fue un táctico militar, matemático y escritor alemán.

"Revela Tempelhoff a Federico del cargo que le hace Lloyd por no haber situado su caballería en el centro de su ejército en la batalla de Lowositz, exponiendo que la solidez de una línea es la íntima unión de todas sus partes." ​

                                     

1. Biografía

Georg Friedrich Tempelhoff nació en Trampe el 19 de marzo de 1737, hizo sus primeros estudios con su padre y más tarde fue a las universidades de Fráncfort del Óder y Halle donde realizó con éxito el estudio de las matemáticas, y su deleite por la carrera de las armas, el se enrola en un regimiento de infantería y deviene cabo, y con este grado ejecuta la campaña de Bohemia de 1757.

Luego, Tempelhoff entra en el cuerpo de artillería y se distingue en la batalla de Breslau, batalla de Leuthen, batalla de Torgau y en los sitios de Breslau, Olmutz, Dresde y de Schweidnitz, y al fin de la segunda campaña asciende al grado de teniente, incorporando a su vida conocimientos militares teórico y prácticos.

Después de la paz de 1763, retorna a su vida académica y estudia en Berlín donde se relaciona con Euler, Lambert, Sulzer. Lagrange y otros autores y publica diversos escritos, entre ellos, sobre eclipses y sobre la artillería de Prusia aplicando las matemáticas a sus conocimientos prácticos que había adquirido como artillero, llevando la ciencia de los proyectiles a principios ciertos, y reunió y puso en orden las maniobras y operaciones militares de Federico II el Grande que había inventado en gran parte que había efectuado en el ejército prusiano, solicitándole permiso para editar un libro de elementos de táctica militar.

Tras la guerra de sucesión de Baviera, Federico II mantuvo una larga entrevista con Tempelhoff y le cogió estima, le encarga instruir a sus mejores oficiales de infantería y de caballería, dentro de la inspección de Berlín y la Marche, y en 1782 le nombra Mayor y Comandante de un cuerpo de artillería y el 20 de marzo de 1784 recibe las letras de nobleza.

Cuando Federico II de Prusia sube al trono, Tempelhoff instruye a dos de sus hijos en matemáticas y estrategia militar y fue nombrado teniente-coronel y miembro de la Academia Prusiana de las Ciencias, y propone una nueva manera de construir con menor coste carros de municiones, fáciles de conducir y de hacer mas rápida la marcha del ejército: "El general Tempelhoff demuestra que entre un exército y sus almacenes principales solo debe mediar una distancia tal que los carruages de víveres pueden proveerles en tres día harina fresca para el amasijo, y que los carros de provisiones solo tarden seis día en ida y vuelta". ​

El teniente-coronel de España Francisco Xavier Cabanés, ayudante mayor de la real guardia valona y oficial del Estado Mayor en el ejército de Cataluña, sacó principios militares de Tempelhoff y otros autores para elaborar su obra < >, Tarragona, 1815: Convencido de esta verdad me he propuesto publicar esta obra solamente con las relaciones oficiales de ambos exércitos, sino también acompañada de varias observaciones que me ha hecho hacer mi afecto a mi profesión, de varios planos y estados Texto en que me ha proporcionado mi destino en el estado mayor, y sobre todo de varias máximas militares que he sacado de Guibert, Lloyd, Tempelhoff, Jomini, Dumás, y Gay de Vernon.

                                     

2. Obras

  • Artillerie-Wissenschaft., Zerbst, 1808.
  • Feldzüge 1756 und 1757, 1986.
  • En alemán: Historia de la Guerra de los Siete Años en Alemania
  • Le général prusssien, Berlín, 1783-1784.
  • Essai sur la solution du probleme determiner lorbite de la comete par trois observations, 1780
  • Geschite des Siebenjährigen Krieges., 1783.
  • Geometrie fur soldaten, Berlín, 1790.
  • Die Kriegskunst durch Breispiele., Zebst, 1808.
  • Gendaken über die Temperatur des Herrn Kirnberger, Decker, 1775.