ⓘ Carolino. Los carolinos fueron un tipo de soldados empleados por los ejércitos de los reyes suecos Carlos XI y Carlos XII durante el siglo XVII. Fueron ampliame ..

                                     

ⓘ Carolino

Los carolinos fueron un tipo de soldados empleados por los ejércitos de los reyes suecos Carlos XI y Carlos XII durante el siglo XVII. Fueron ampliamente empleados durante las campañas suecas en Europa Central y Oriental y en su momento fueron consideradas una de las fuerzas más efectivas del continente. Se caracterizaron por el uso combinado de armas de fuego, picas y espadas en una táctica ofensiva y el uso de la religión como elemento de cohesión para imprimirles un esprit de corps.

                                     

1. Historia

Para compensar para su carencia de soldados y recursos, Suecia tuvo que innovar para crear un ejército eficaz en comparación a las fuerzas ya existentes en otros estados europeos. Este proceso está vinculado con la centralización y creación de una autoridad estatal fuerte en el país.

Tras su participación en algunos de los principales conflictos europeos como la Guerra de los Treinta Años, Suecia era una potencia en auge que estaba creando lo que se llamó posteriormente como imperio sueco. Sin embargo, la Guerra Escanesa mostró las limitaciones del ejército sueco y llevó al rey Carlos XI a plantear una reforma tras la batalla de Lund. Ese mismo año Carlos XI pasó una ley en el parlamento estableciendo un sistema de distribución de tierras en el que los campesinos de cada lote debían proporcionar un regimiento de 1000 soldados, con sus armas y uniformes. Cada lote se dividía en rotes de uno a cinco campesinos, que debían proporcionar un soldado. El contrato tendría su propia residencia y parcela. ​

Las unidades provinciales resultantes fueron consideradas una de las fuerzas militares más eficaces de su época habiendo participado en batallas como Narva, Düna, Klissow, Pultusk, Jakobstadt, Gemauerthof, Varsovia, Fraustadt, Holowczyn, Helsingborg y Gadebusch.

Aun así, debido al escaso número de soldados suecos, cualquier caso de pérdidas masivas podrían ser irreparable. Cuando tales los comandantes del ejército tuvieron que elegir sus batallas sabia y cuidadosamente para mantener bajo el número de bajas. A pesar de un desempeño temible en la Gran Guerra del Norte, su reducido número hizo difícil para Suecia el mantener su esfuerzo bélico, marcando dicha guerra el principio de la decadencia del imperio sueco.

Después de una marcha larga y fatídica en las tierras del interior ruso, donde sufieron una política de tierra quemada, guerrillas y el clima ruso frío, el agotado ejército carolino fue decisivamente derrotado por los rusos en la batalla de Poltava 1709. Se estima que la guerra causó 35.000 muertos en las filas suecas - el 70 por ciento del ejército. 25.000 de estos fueron muertos en combate y otros 10.000 murieron de hambre, enfermedad y agotamiento. El poder sueco empezó a debilitarse y en 1718, la muerte de Carlos XII seguida por la llamada marcha de la muerte carolina, marca el final del ejército carolino

                                     

2. Organización

El ejército carolino estaba organizado en regimientos provinciales que podían ser:

  • Regimientos de caballería, como el regimiento de dragones de Jämtland y Bohuslän o la guardia real Livdrabanterna.
  • Regimientos de artillería.
  • Regimientos de infantería, incluyendo los regimientos de Värmland y Västerbotten.

El ejército también incluía una unidad especial llamada el Livdrabanterna Cuerpo de Guardia de Vida Real, con 100 hombres bajo el mando personal del rey. El rey era su capitán directo y se requería el rango de capitán para ser admitido en la unidad, cuyo mando efectivo era un coronel con el título de Kaptenlöjtnant Capitán Lugarteniente. Este cuerpo acompañó al monarca hasta su final y sus veteranos llevaron el ataúd de Carlos XII a su llegada la capital para el entierro en 1719.

                                     

2.1. Organización Uniformes, logística y abastecimiento

El uniforme carolino fue una variante del uniforme estándar sueco introducido por Carlos XI de Suecia. Constaba de casacas con azules con puños amarillos. Los pantalones eran blancos y el chaleco amarillo. Muchos regimientos se distinguían por variaciones en el uniforme. Por ejemplo, los dragones de Bohuslän portaban abrigos verdes y el regimiento de Närke-Värmland usaba puños rojo. La artillería usaba abrigos grises con puños azules. Llevaban tricornio o una gorra especial llamada Karpus. La caballerá de élite Trabant Garde eran las únicas en portar armadura, llevando corazas de acero.

La ración diaria de un soldado constaba de 625 gramos de pan seco, 850 gramos de mantequilla o cerdo, 1/3 de litro de guisantes y 2.5 litros de cerveza para evitar el agua, que muchas veces era no potable. La mantequilla o el cerdo eran a menudo reemplazado por pescado si este estaba disponible.

                                     

3. Táctica y formaciones

Número y formaciones

Un regimiento de infantería carolina constaba de aproximadamente 1.200 hombres, divididos en dos batallones de 600 hombres. El batallón era la unidad táctica más pequeña del ejército sueco y constaba de cuatro compañías de 150 hombres. Antes de las batallas los hombres eran normalmente formados en cuatro filas cuatro hombre de profundidad, aunque un batallón también podría formar en seis späckad o columnas. ​ Los escuadrones no solían usar las pistolas al cargar sino limitarse a las armas blancas. En 1704 el reglamento prohibió las pistolas durante las cargas aunque hubo excepciones como Fraustadt y se admitía en general en la persecución de enemigos en retirada. Otra norma de 1705 estableció que se cabalgaba a trote en la fase inicial de la carga y a pleno galope durante la última fase, antes de impactar con el enemigo. De esta manera se preservaban las energías de los caballos para que no se agotaran demasiado pronto.