ⓘ Capsanes. Perteneció al término de Tivisa hasta mediados del siglo XIX. El 30 de mayo de 1843 le fue concedido el derecho a formar municipio independiente. Cuan ..

                                     

ⓘ Capsanes

Perteneció al término de Tivisa hasta mediados del siglo XIX. El 30 de mayo de 1843 le fue concedido el derecho a formar municipio independiente. Cuando el duque de Medinaceli reclamó el cobro de sus derechos señoriales, el pueblo se negó. Aunque los tribunales se decantaron en favor del duque en diversas ocasiones 1859, 1863 y 1867 jamás se abonaron estos derechos.

                                     

1. Cultura

La iglesia parroquial está dedicada la Natividad de la Virgen y se empezó a construir en 1791. Se trata de un edificio de tres naves con crucero y cúpula. Nos dispone de campanario que está sustituido por una espadaña.

En las afueras del municipio se encuentran las ruinas de un antiguo poblado ibérico de los siglos III-I a. C. Los restos se encuentran bastante deteriorados debido a que están en tierras de cultivo.

Aquí nació el guerrillero Pere Joan Barceló, más conocido como el Carrasclet. Luchó contra las tropas borbónicas de Felipe V y a favor del archiduque Carlos de Austria. Llegó a comandar más de 8.000 hombres armados con fusiles y escopetas. En 1980 se inauguró un monumento a su lucha a favor de la defensa de las libertades de Cataluña perdidas en 1714.

Capçanes celebra su fiesta mayor el último fin de semana del mes de julio. En septiembre tiene lugar la fiesta de la uva y el vino Festa del Raïm i el Vi.

                                     

2. Economía

La agricultura es básicamente de secano, dominando los viñedos seguidos de los almendros, avellanos y olivos. Hay muy pocas tierras dedicadas al regadío. Como singularidad, cabe decir que en la población se elabora vino ceremonial kosher para los judíos en cuya elaboración no pueden participar mujeres según la tradición judía.

El principal sector económico es la viticultura en la comarca del Montsant. En 1933 se fundó una cooperativa de viticultores en Capçanes para comercializar de forma más racional los rendimientos de los viñedos comunes. Después de 50 años de comercialización de vino en barrica, la empresa se pasó la comercialización de la uva en 1980 y abandonó todas las actividades enológícas. A principios de los años 90, la comunidad judía de Barcelona buscaba un productor de vino que cumpliera con los requisitos de los preceptos de la religión judía. La bodega se embarcó en el experimento e invirtió en tecnología y varios compartimentos de bodega sellables con sus propios tanques, barriles y equipos. Hoy, la bodega comercializa sus "Peraj Haabib" de Garnacha, Cabernet Sauvignon y Cariñena en ciudades de todo el mundo con una alta proporción de población judía. ​