ⓘ Arquidiócesis de Catania. La arquidiócesis de Catania es una sede metropolitana de la Iglesia católica perteneciente la región eclesiástica Sicilia. En 2013 con ..

                                     

ⓘ Arquidiócesis de Catania

La arquidiócesis de Catania es una sede metropolitana de la Iglesia católica perteneciente la región eclesiástica Sicilia. En 2013 contaba con 737.000 bautizados sobre unos 746.999 habitantes. El arzobispo que ocupa la sede es Salvador Gristina. ​

                                     

1. Territorio

La arquidiócesis comprende los siguientes municipios de la ciudad metropolitana de Catania: Adrano, Belpasso, Biancavilla, Bronte, Camporotondo, Catania, Gravina di Catania, Maletto, Maniace, Mascalucia, Misterbianco, Motta SantAnastasia, Nicolosi, Paternò, Pedara, Ragalna, San Giovanni La Punta, San Gregorio di Catania, San Pietro Clarenza, SantAgata li Battiati, Santa Maria di Licodia, Trecastagni, Tremestieri Etneo, Viagrande, Zafferana Etnea y Bongiardo, una fracción de Santa Venerina.

El territorio se extiende alrededor de unos 1.332 km² y se divide en 157 parroquias. La sede episcopal es la ciudad de Catania, donde se encuentra la catedral de Santa Ágata. ​

                                     

1.1. Territorio Provincia eclesiástica

La provincia eclesiástica de la arquidiócesis de Catania comprende solo dos sufragáneas: la diócesis de Acireale y la diócesis de Caltagirone.

                                     

2. Historia

Es posible atestiguar la presencia de una comunidad cristiana en Catania, a mediados del siglo III, durante la persecución del emperador Decio, atestiguada por el martirio de santa Águeda. Igualmente, a inicios del siglo IV, durante la persecución de Diocleciano, se presenta el caso martirial san Euplio, diácono, cuyo ministerio demuestra la presencia de una jerarquía establecida. ​

                                     

3. Estadísticas

La arquidiócesis, al finalizar el año 2013, sobre una población de 746.999 personas, contaba con unos 737.000 bautizados, correspondientes al 98.7% del total. Para la administración pastoral, el obispo cuenta con la ayuda de 235 sacerdotes diocesanos, 45 diáconos permanentes y 20 seminatistas. Además, en el territorio diocesano, trabajan unos 104 religiosos de los cuales 93 son sacerdotes y unas 420 religiosas. ​