ⓘ Marquesado de Ovando. El marquesado de Ovando, a veces reseñado Obando, originariamente marquesado de Castell-Bríndisi, a veces reseñado Castell Bríndisi, es un ..

                                     

ⓘ Marquesado de Ovando

El marquesado de Ovando, a veces reseñado Obando, originariamente marquesado de Castell-Bríndisi, a veces reseñado Castell Bríndisi, es un título nobiliario de Nápoles, después de las Dos Sicilias, creado el 13 de septiembre de 1734 por el rey Carlos VII de Nápoles, a favor de Francisco José de Ovando y Solís Rol de la Cerda. Su nombre hizo referencia al castillo de la antigua ciudad de Bríndisi, hoy en la región de Apulia. A petición propia, se transformó el título sobre su apellido, título que le fue despachado en Nápoles el 18 de octubre de 1734.

                                     

1. Historia de los marqueses de Ovando

  • Francisco José de Ovando y Solís Rol de la Cerda, I marqués de Castell-Bríndisi luego I marqués de Ovando, hijo de Pedro Mateo de Ovando y Rol y de su esposa Lucrecia de Solís y de la Cerda.
  • Casó por poderes en Puebla de los Ángeles, Virreinato de Nueva España, el 27 de abril de 1749 con su pariente María Bárbara de Ovando y Ribadeneyra. Le sucedió su hijo
  • José Francisco de Ovando Solís y Ribadeneyra, II marqués de Ovando, ingresó en el Seminario de Nobles de Madrid, cadete de las Reales Guardias Españolas, el 21 de junio de 1764, capitán a los 15 años de edad. Soltero y sin descendencia. Le sucedió su sobrino nieto paterno
  • Vicente Mariano de Ovando Solís y Perero o Vicente Mariano de Ovando y Perero, III marqués de Ovando, hijo de Pedro Manuel de Ovando y Maraver, alférez mayor y regidor perpetuo de Cáceres, y de su segunda esposa María de Jesús de Perero y Aponte, nieto paterno de Alonso Pablo de Ovando y Solís Rol de la Cerda, hijo más viejo, cadete en el Ejército en 1710, en 1717 se le forma asiento en la Armada embarcando en marzo de 1718, e intervino en el sitio de Cartagena de Indias, ascendiendo a jefe de Escuadra en 1743, heredero del marquesado de Castell-Bríndisi luego marquesado de Ovando, casado con Beatriz de Godoy y Ponce de León, que se llamó como su abuela paterna pero se casó con los apellidos Maraver y Vera, hija de Andrés Antonio Maraver de Guevara y Godoy o Andrés Maraver de Guevara y de su esposa Ana Leonor María de Vera y de Alburquerque Zúñiga y Fajardo o Ana María de Vera Alburquerque y Fajardo o de Vera y Alburquerque o de Vera Alburquerque, hija de la VI marquesa de Espinardo, rico hacendado que en varias ocasiones fue regidor y después regidor perpetuo de la villa de Cáceres, que en la Guerra de la Independencia tomó parte en la reunión en la que se formó la Junta de Cáceres, aunque inmediatamente se incorporó al Ejército, tomando parte en las acciones del Puente de Almaraz, en 1812 era regidor decano y presidente del Ayuntamiento de Cáceres, y aunque realizó gestiones en 1817 para transformar su título en título de Castilla, no consiguió su propósito, Comandante del Batallón de Voluntarios Realistas de Cáceres, marchando hasta Madrid, siendo nombrado gentilhombre de Cámara de Su Majestad Fernando VII en 1824, con destino al servicio de los hijos del infante Carlos, que la muerte del monarca el 29 de septiembre de 1833 abrazó la causa del infante "Carlos V", convirtiéndose en un significado carlista, y se dice que fue el último varón cacereño que llevó el apellido de Ovando como servidor fiel de "Carlos V", al que siguió en las horas de desgracia, y quando los ejércitos liberales afirmaron la corona hispana en las sienes de Isabel II tras el Abrazo de Vergara en Oñate el 31 de agosto de 1839, decidió emigrar a Italia, donde contrayó matrimonio ya sexagenario en 1854 con Benedetta Radicatti e Primeglio, hija de los condes Radicatti, sin descendencia, y en cuyo país tuvo conocimiento de la Congregación de los Misioneros de la Preciosa Sangre, institución de gran prestigio por aquellas fechas debido al testimonio evangélico y misional de sus miembros a lo largo de todo el territorio italiano y, profundamente conmovido por la labor de aquellos sacerdotes, hizo testamento en 1856 a favor de la referida Congregación legándoles gran parte de su fortuna, entre la qual se encontraban la Casa del Sol y la Casa de la Cuesta de la Compañía con la finalidad de que se estableciera "un Instituto del PP. Misioneros del Búfalo. si llegara el caso que no haya dificultad que esta asociación o Instituto se funde como Comunidad Religiosa perpetua es mi voluntad hacerles entera y absoluta donación de todos los bienes y rentas durante su existencia.".

El título fue rehabilitado nel defuncto Reino de las Dos Sicilias por su pretendiente Carlos de Borbón-Dos Sicilias, con la designación de marquesado de Bríndis en:

  • Fernando de Castro Pereira Mouzinho de Albuquerque e Cunha, IV marqués de Bríndis, XII marqués de San Leonardo.
  • Casó primera vez con Maria Beatriz da Silva Amorim, divorciados, de la cual tuvo una hija, casada y con descendencia, casó segunda vez, divorciados, sin descendencia, y casó tercera vez civilmente y después religiosamente con Maria Angelina Gonçalves Barroso 14 de febrero de 1940, de la cual tuvo una hija. Le sucedió por cesión esa misma hija
  • Ana Mécia Barroso e Cunha Mouzinho de Albuquerque, V marquesa de Brindis.
  • Casó con Dimitri Fatouros, de nacionalidad griega, de lo cual tuvo dos hijos.