ⓘ Peramea es una villa del actual término municipal de Baix Pallars, en la comarca catalana del Pallars Sobirá, siendo hasta 1969 capital del antiguo municipio de ..

                                     

ⓘ Peramea

Peramea es una villa del actual término municipal de Baix Pallars, en la comarca catalana del Pallars Sobirá, siendo hasta 1969 capital del antiguo municipio de Peramea, al cual pertenecían también Balestui, Canals, el Comte, Cortscastell, Llarás y Pujol. En 1996 fue declarada Bien Cultural de Interés Nacional por su abundante e importante patrimonio histórico. ​

                                     

1. Situación y accesos

Peramea está situada en el N del Pla de Corts, asomándose desde sus alturas al barranco de Ancs. El acceso por carretera se efectúa subiendo por el desvío de la N-260 que comunica Gerri de la Sal con La Pobleta de Bellveí además de Peramea también pasa por Bretui y Montcortés. También se puede acceder desde la misma N-260 por el desvío a Pujol que hay en el extremo N del congosto de Collegats.

                                     

2. Configuración urbana

En el sector norte de la población se encuentra la denominada Roca del Castell Roca del Castillo y a sus pies la iglesia de Sant Cristòfol, donde se formó el núcleo inicial. A partir de aquí la población fue creciendo hacia el sur mediante el trazado de dos calles paralelas, conservándose aún algunas fachadas porticadas medievales, testimonio de su importante pasado artesano. La estructura urbanística de Peramea es un claro ejemplo de vila closa villa cercada medieval, donde los muros exteriores de los edificios tienen el carácter defensivo propio de una muralla, conservándose dos portales de acceso al recinto. ​

                                     

3. Castillo de Peramea

El castillo de Peramea Petra Media en latín y sus dominios fueron fruto constante de intercambio entre los condes de Pallars y los obispos de Gerri entre los siglos X y XIII. Tras diversas disputas jurisdiccionales, la fortaleza retorna a manos de la nobleza, pasando, por enlaces matrimoniales y donaciones, al poder de diferentes casas nobiliarias. En 1487 son sus propietarios los duques de Cardona, quienes conservan el dominio hasta los inicios del siglo XVII. En 1632 consta como propiedad de los condes de Erill, quienes la conservarán hasta el principio del siglo XIX. ​

                                     

4. Iglesia de San Cristóbal

Debido a las diferentes ampliaciones y rehabilitaciones, el templo parroquial presenta rasgos característicos de diferentes estilos. La iglesia, situada en la parte alta de la villa al pie de los restos del castillo, estaba en un principio bajo la advocación de San Juan. En 1398, la iglesia fue ampliada y hasta ella se trasladaron las reliquias y ornamentos que había en la antigua iglesia de San Cristóbal, algo alejada del pueblo. Es entonces cuando se cambia la titularidad del templo, pasando de la de San Juan la de San Cristóbal. ​

                                     

5. Torre dels Colomers

De esta torre de vigía situada en el extremo meridional de la villa, en el lado opuesto la ubicación del antiguo castillo, tan solo quedan restos. Se trata de una construcción de planta circular con un diámetro interior de unos 4 m, siendo el grosor de sus muros de entre 180 y 190 cm, dato que hace suponer que tuviera una altura considerable. En el lado S, hay un recinto adosado la torre, posiblemente añadido en época mucho más reciente. ​

                                     

6. Otros lugares de interés

Fuente de San Cristóbal

Situada a unos 200 m al sur de la villa, la tradición refiere que allí hubo una celda monástica o bien una parroquia, llamada de San Cristóbal, que da nombre la fuente. En toda ocasión que allí se han hecho obras de nivelación o movimiento de tierras, siempre han aparecido restos de enterramientos y material constructivo. ​



                                     

7. Peramea en el Madoz

Peramea aparece citado en el Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, obra de Pascual Madoz. Por su gran interés documental e histórico, se transcribe a continuación dicho artículo sin abreviaturas y respetando la grafía original.