ⓘ Castillo de Bélmez de la Moraleda. El Castillo de Bélmez de la Moraleda se encuentra situado a unos tres kilómetros del pueblo homónimo. Al parecer, es de factu ..

                                     

ⓘ Castillo de Bélmez de la Moraleda

El Castillo de Bélmez de la Moraleda se encuentra situado a unos tres kilómetros del pueblo homónimo. Al parecer, es de factura musulmana, de mediados del siglo XIII. ​

                                     

1. Descripción

Se ubica a media ladera de un gran macizo montañoso, a una altitud de 1010 metros, controlando una pequeña vega que se abre hacia el Sur. Dicho macizo montañoso, que alcanza picos de 1550 metros de altura, le servía de protección.

En el Castillo de Bélmez cabe distinguir tres recintos; la torre del homenaje, el alcazarejo o castillo y la albacara.

La Torre del Homenaje es de planta rectangular 18.15 x 14.80 metros; se encuentra en el centro de la fortificación y debió de alcanzar los 20 metros de altura. Toda su obra está actualmente hundida, pero se puede ver claramente que tuvo tres pisos. El primero, a nivel del suelo, cubriría un sótano o aljibe con bóveda apuntada de grandes proporciones. El primer piso comprendía una sala alargada cubierta por una bóveda reforzada con dos arcos fajones y otros dos, más bajos, situados en la cabecera y el pie del edificio, todos ellos están levemente apuntados. Aparte del vano de la puerta, adintelado y de unos 1.85 metros de altura, se abren cuatro saeteras al exterior. Al segundo piso se accedía por una escalera de obra exenta que tuvo dos vuelos. Toda la obra es de mampostería regular muy ripiada, con sillería en ángulos, puertas y demás vanos. El interior es de mampostería más menuda y con yeso y ladrillo. Posee dos grandes ventanas.

En segundo lugar está El Alcazarejo o Castillo. Ocupa la explanada alargada de un promontorio al oeste de la Torre del Homenaje. Actualmente está muy arruinado y cubierto de vegetación y tierra. Se construyó excavando parcialmente la ladera, rellenándose el interior hasta quedar el nivel del suelo la altura del adarve. Tiene planta rectangular 55 x 28 metros y conserva siete torreones, cuatro de planta cuadrada y 3.50 metros de lado, y uno rectangular de 8 x 5 metros; también hay dos torreones semicirculares en el lado noroeste, uno de ellos con restos de almenado. Fuera del castillo propiamente dicho hay restos de un posible aljibe, de planta rectangular, muy enlucido con mortero.

Por último, tendríamos El Albacar, que ocupa un terreno notablemente extenso, apurando el segundo nivel del cerro. De los muros de este recinto quedan escasos vestigios, que apenas nos permitirían adivinar su trazado si no fuera porque el fuerte talud que los precedía lo hace evidente.

Los muros son de mampostería regular y relleno de piedras y barro. En la parte superior de la alcazaba, junto al castillo, hay un friso enlucido de 8 metros de largo y los restos de una torre que pudiera ser el alminar de una mezquita. También existe una torre albarrana, para cubrir los ángulos muertos de la fortaleza. Los dos recintos amurallados concéntricos delimitarían un área de hábitat anejo al castillo propiamente dicho. ​

                                     

2. Historia

Parece que tanto el castillo como el albacar son obras musulmanas de la segunda mitad del siglo XIII, siendo la Torre del Homenaje obra castellana, ejecutada una vez conquistada la plaza en 1316.

El origen islámico del castillo y del asentamiento asociado parece ser corroborado por la toponimia. Según algunos autores, ​

                                     

3. Fuentes

  • Este artículo es una obra derivada de la disposición relativa al proceso de declaración o incoación de un bien cultural o natural, texto que está libre de restricciones conocidas en virtud del derecho de autor de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13 de la Ley de Propiedad Intelectual española.