ⓘ Latrodectus corallinus es una especie de araña araneomorfa terídida del género Latrodectus, cuyas integrantes son denominadas comúnmente viudas negras. Habita e ..

                                     

ⓘ Latrodectus corallinus

Latrodectus corallinus es una especie de araña araneomorfa terídida del género Latrodectus, cuyas integrantes son denominadas comúnmente viudas negras. Habita en regiones templado-cálidas del centro del Cono Sur de Sudamérica.

                                     

1. Taxonomía

Descripción original

Esta especie fue descrita originalmente en el año 1980 por el maestro, entomólogo, aracnólogo, herpetólogo y escritor argentino Jorge Washington Ábalos, con el mismo nombre científico. ​

                                     

2. Características

Como en otros integrantes del género Latrodectus, en L. corallinus sus ojos se posicionan en dos filas, cada una cuenta con 4; los tarsos concluyen en 3 uñas; en la cara ventral del tarso IV, gruesas cerdas integran una estructura con forma de peine y en la hembra su abdomen es globoso. En esta especie el color general de la hembra es negro lustroso, distinguiéndose el dorso de su abdomen del de las otras especies del género por el número y disposición de las franjas y manchas gruesas de color rojo vivo, pudiendo estar limitadas por un minúsculo reborde amarillento. Su ooteca es construida con hilos finos y la ornamenta con pompones de seda, una característica particular de esta especie. ​

                                     

3. Distribución y hábitat

Latrodectus corallinus se distribuye de manera endémica en la región del chaco semiárido sudamericano. En el norte de la Argentina habita desde las provincias de Salta y Formosa por el norte, a través de Chaco, Santiago del Estero, ​

                                     

4. Peligrosidad

Esta araña es peligrosa para los seres humanos ya que cuenta con glándulas venenosas que producen latrotoxinas una neurotoxina las que son inoculadas en caso de una mordedura, especialmente si se trata de una hembra, ya que esta posee quelíceros de mayor tamaño, los que son más adecuados para penetrar en la piel humana. ​