ⓘ Diócesis de Plasencia. La diócesis de Plasencia es una sede episcopal de la Iglesia católica en España situada en la ciudad de Plasencia. Pertenece, junto la di ..

                                     

ⓘ Diócesis de Plasencia

La diócesis de Plasencia es una sede episcopal de la Iglesia católica en España situada en la ciudad de Plasencia. Pertenece, junto la diócesis de Coria-Cáceres la provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz. Es sufragánea de la archidiócesis de Mérida-Badajoz.

El actual obispo diocesano, desde el 24 de junio de 2017, es José Luis Retana Gozalo.

                                     

1. Territorio

En la actualidad, la extensión de la diócesis es algo superior a los 10.000 kilómetros cuadrados, y abarca territorios pertenecientes a tres provincias:

  • Badajoz, en que se encuentran ciudades como Don Benito, Guareña, Medellín y Navalvillar de Pela.
  • Salamanca: con la ciudad de Béjar, además de Santibáñez de Béjar y Puente del Congosto.
  • Cáceres, donde se encuentra la mayor parte del territorio diocesano y la sede episcopal, Plasencia.

Administrativamente está dividida en quince arciprestazgos, mencionados por orden alfabético: ​

  • Jarandilla de la Vera,
  • Navalmoral de la Mata,
  • Fuentes de Béjar,
  • Plasencia y
  • Mirabel,
  • Trujillo.
  • Béjar,
  • Logrosán,
  • Casatejada,
  • Cabezuela del Valle,
  • Miajadas,
  • Jaraíz de la Vera,
  • Navalvillar de Pela,
  • Don Benito,
  • Hervás,
                                     

2. Historia

La diócesis de Plasencia fue erigida canónicamente por el papa Clemente III Pontificado de diciembre de 1187 a marzo de 1191 en 1189, a instancias del rey Alfonso VIII de Castilla quien había fundado la ciudad en1186. Aunque la bula original no se conserva, el texto íntegro se encuentra en un escrito posterior de Honorio III, el 14 de noviembre de 1221 por el que se confirma la creación del obispado.

En esta época, existen dos datos de relevancia: en junio de 1188, el papa Clemente III insta a Pedro Tajador, arcediano de Plasencia, para que someta a todos los placentinos la autoridad del obispado de Ávila; el 1 de junio de 1190, firma una orden de donación del rey Alfonso VIII, D. Bricio, ya como obispo de Plasencia.

Con toda seguridad, se puede afirmar que la diócesis comienza a existir como tal, ya desde 1189.

Desde su fundación, esta diócesis perteneció la archidiócesis de Santiago de Compostela, ya que en aquellos momentos la de Mérida estaba bajo el dominio de los musulmanes y carente de población. El Concordato de 1851 adscribió la Diócesis la Iglesia Primada de Toledo. En 1994, Juan Pablo II crea la provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz, de la que dependen, hasta la actualidad, las Diócesis de Coria-Cáceres y Plasencia. ​