ⓘ Juan Pío de Montúfar y Frasso, I marqués de Selva Alegre, vizconde previo de Tacar, caballero de la Orden de Santiago, señor de Tamajón y Tinajas, y Consejero d ..

                                     

ⓘ Juan Pío de Montúfar y Frasso

Juan Pío de Montúfar y Frasso, I marqués de Selva Alegre, vizconde previo de Tacar, caballero de la Orden de Santiago, señor de Tamajón y Tinajas, y Consejero de Indias de Fernando VI. ​ Fue un noble español que ejerció como el vigésimo primer presidente de la Real Audiencia de Quito entre los años 1757 y 1761, es conocido, además, por ser el padre de Juan Pío, Joaquín y Pedro de Montúfar y Larrea-Zurbano, destacados próceres de la independencia ecuatoriana.

                                     

1. Biografía

Bautizado como Juan José María Pío de Montúfar y Frasso-Apietto del Corro, fue el tercero entre cinco hijos del segundo matrimonio del madrileño Sebastián de Montúfar y Porras, rector de la Universidad de Alcalá, oidor de la Chancillería de Granada y miembro del Consejo de Su Majestad, con la dama Josefa Frasso-Apietto del Corro. ​

  • Juan Pío de Montúfar y Larrea-Zurbano, II marqués de Selva Alegre y presidente de la Primera Junta de Gobierno Autónoma de Quito 1809.
  • Pedro de Montúfar y Larrea-Zurbano, general del ejército independentista en el Proceso revolucionario de Quito 1809-1812.
  • Ignacio María de Montúfar y Larrea-Zurbano, que partió a Madrid muy joven.
  • Joaquín de Montúfar y Larrea-Zurbano, soldado del ejército independentista en el Proceso revolucionario de Quito 1809-1812.
                                     

2. Presidente de Quito

Asignado a América desde temprana edad, Montúfar había regresado a España y consignó treinta y dos mil pesos fuertes en la Tesorería Real como servicio a Su Majestad, aunque en realidad se trató de un pago para que le fuera concedido el cargo de Presidente de la Real Audiencia de Quito. ​

                                     

3. Fallecimiento

A su muerte por insuficiencia cardíaca, acaecida el 24 de septiembre de 1761, el Marqués de Selva Alegre contaba con 59 años de edad y había sido promovido a una plaza como Consejero en el Real Consejo de Indias. Los solemnes funerales de Montúfar fueron presididos por el deán Fernando Sánchez de Orellana, que por azares del destino había sido su predecesor en la presidencia antes de abrazar los hábitos eclesiásticos, y en ellos su cuerpo embalsamado estuvo expuesto dos días en el Palacio Real, vestido con uniforme militar, tendido sobre el manto rojo de caballero de Santiago y sosteniendo entre sus manos un bastón con empuñadura de oro que simbolizaba su mando. Fue sepultado junto a su segunda esposa, que había partido poco menos de dos meses antes, en las bóvedas de la iglesia de la Merced. ​