ⓘ Robert Pitt, médico. Hijo de Robert Pitt, nació en Blandford Forum en Dorset. El poeta Christopher Pitt era su sobrino. Se matriculó en la Universidad de Wadham ..

                                     

ⓘ Robert Pitt (médico)

Hijo de Robert Pitt, nació en Blandford Forum en Dorset. El poeta Christopher Pitt era su sobrino. Se matriculó en la Universidad de Wadham, Oxford, el 2 de abril de 1669, donde obtuvo una beca en 1670. Se graduó como Bachelor of Arts en 1672. Fue elegido Socio de la Universidad en 1674 y Decano en 1677, graduado como Master of Arts en 1675, Medicine Bachelor en 1678, y Master of Divinity el 16 de febrero de 1682. Enseñó anatomía en Oxford, y fue elegido Miembro de la Royal Society el 20 de diciembre de 1682. ​

                                     

1. Trabajos

  • Participó en la controversia que siguió al establecimiento de un Ambulatorio por la Facultad de Médicos en 1696.
  • En 1705 editó "The Frauds and Villainies of the Common Practice of Physic demonstrated to be curable by the College Dispensary" Los Fraudes y Villanías de la Práctica Común de la Medicina demostrado ser curables por el Ambulatorio Universitario.
  • Fue atacado por Joseph Browne en 1704 en un libro titulado "The Modern Practice of Physick vindicated from the groundless imputations of Dr. Pitt" La Práctica Moderna de la Medicina reivindicada de las infundadas imputaciones del Dr. Pitt. ​
  • En 1704 publicó "The Antidote, or the Preservative of Life and Health and the Restorative of Physick to its Sincerity and Perfection" El Antídoto, o el Conservante de Vida y Salud y la Restauración de la Medicina a su Sinceridad y Perfección.
  • Publicó en 1702 el libro titulado "The Craft and Frauds of Physick exposed" Exposición del Oficio y de los Fraudes de los Médicos, dedicado al Señor William Prichard, presidente, y a los gobernadores del St. Bartholomews Hospital, y escrito para mostrar el bajo coste de los fármacos útiles, la inutilidad de algunos muy caros, y los peligros de tomar demasiadas recetas. Por ejemplo, detectó el nulo efecto de la zarzaparilla que durante más de cien años después seguía siendo considerada un fármaco altamente preciado, y condenó el uso del bezoar, del polvo de víboras, del polvo de momia, y de otros muchos agentes terapéuticos entonces reputados, y que sometidos a pruebas cuidadosas probaron no tener efecto alguno. Una segunda y tercera edición aparecieron en 1703.