ⓘ Valenzuela de Calatrava es un municipio de Castilla-La Mancha, España. Está situado en la provincia de Ciudad Real, en la comarca del Campo de Calatrava. Contab ..

                                     

ⓘ Valenzuela de Calatrava

Valenzuela de Calatrava es un municipio de Castilla-La Mancha, España. Está situado en la provincia de Ciudad Real, en la comarca del Campo de Calatrava. Contaba con una población censada de 706 habitantes en 2015. ​

                                     

1. Toponimia

Según la teoría, muy cuestionable, de Inocente Hervás y Buendía, el topónimo Valenzuela le habría sido dado la localidad como diminutivo de Valencia por la buena calidad del suelo, ya que esta última está situada en una fértil huerta. En las Relaciones realizadas a instancias de Felipe II en 1575 se afirma que se la llamó Valencia de los Olores "respecto de los huertos que en él había y muchas arboledas". Según una tradición oral, más inverosímil, el topónimo está relacionado con el nombre de un coronel cuya viuda cedió estas tierras a sus pobladores con la condición de que le pusiesen la villa el apellido de su esposo.

La localidad de denominó simplemente Valenzuela hasta el censo de 1910. ​ Desde 1920 ha aparecido como Valenzuela de Calatrava, por su anterior pertenencia de dicha Orden, a fin de evitar confusión con el municipio cordobés de Valenzuela.

                                     

2. Símbolos

Escudo

El escudo de Valenzuela de Calatrava se creó en 1538 por privilegio de Carlos V, que la segregó de Almagro. Por ello se formó con el águila bicéfala imperial, y en el escudo, la cruz de Calatrava y el castillo que dio origen la localidad, rodeado por el toisón de oro. ​

                                     

3. Geografía física

Localidades limítrofes

Hidrografía

Por el extremo sur del término de Valenzuela atraviesa, de este a oeste, el río Jabalón. Existe además una serie de arroyos y barrancos que llevan agua estacionalmente. Los recursos hídricos más notorios, no obstante, son los pozos y manantiales, especialmente los de "agua agria", es decir, agua gasificada. Esta se genera al mezclarse con el gas carbónico producido por las dinámicas eruptivas, generando los manantiales conocidos como "hervideros" dado el burbujear del agua. Incluso hoy en día, el agua potable de Valenzuela surge ligeramente gasificada, y es conocida en la comarca la fuente pública de "agua agria" de la plaza de la Constitución. ​

                                     

4. Historia

Sus orígenes más remotos se sitúan en un pequeño castillo almorávide construido sobre el actual solar de la parroquia. A raíz de la Batalla de Las Navas de Tolosa 1212 el territorio es conquistado por los cristianos y entregado como señorío la Orden de Calatrava. Por orden del 9º Maestre, fray Gonzalo Núñez de Novoa, los derechos sobre Valenzuela pasan la villa de Almagro, pese a ser esta de posterior fundación.

Durante toda la Edad Media Valenzuela pleiteó con el fin de conseguir su independencia de la cabeza de la Orden. El 18ª Maestre, D. Juan Núñez de Prado, cedió a los vecinos del pueblo la Dehesa del Júcar de la Nava 1322 para que sus rebaños pudieran pastar, lo que contribuyó enormemente a su repoblación, convirtiéndose Valenzuela en una de las 130 encomiendas de la Orden 1331. Poco tiempo después las epidemias y el hambre disminuyeron notablemente su población, reduciéndose ésta a 13 vecinos en 1507 por lo que la Chancillería de Granada condenó a Valenzuela a ser de nuevo aldea de Almagro.

La tan ansiada libertad no llegará hasta 1538, cuando Valenzuela recupere la categoría de" villa de por sí con jurisdicción alta y baja, y mero, y mixto imperio como antes solía”. Pero no de forma gratuita sino mediante pago de 2.000 ducados de la villa la Real Hacienda, necesarios para las guerras que Carlos I llevaba a cabo en Europa y el Mediterráneo. Como muestra de gratitud el Concejo adoptó como armas propias el águila bicéfala del emperador, junto la Cruz de Calatrava a cuyo señorío perteneció, el castillo a cuya sombra se cobijaron los primeros pobladores y el toisón de oro de la ciudad de Almagro.

Sin embargo poco tiempo conservó Valenzuela su libertad. En 1554 la princesa Doña Juana, acogiéndose a las autorizaciones pontificias para enajenar y vender bienes y vasallos de las Órdenes Militares, vende la villa, su término y su jurisdicción a Diego Alfonso de Madrid, regidor de la Ciudad de Almagro, que se convierte así en Señor de Valenzuela previo pago de 10.164.068 maravedíes. Descendientes de este primer Señor serán los Zúñiga, que ascenderán la hidalguía y gobernaran la villa durante el siglo XVII, y posteriormente los Osorio que en 1773 conseguirán el Marquesado de Torremejía como pago a sus servicios de armas en Italia, y gozaran de prerrogativas y derechos aún después de suprimido el señorío en el siglo XIX.

En 1682 obtuvo una rebaja impositiva a los pecheros por haber quedado reducidos a 42 sus 100 vecinos. ​

En el Diccionario de Madoz 1845-1850 aparece la siguiente descripción:



                                     

5. Demografía

La población de Valenzuela de Calatrava, que experimentó un fuerte descenso en la primera mitad del siglo XX, ha ido descendiendo de manera continuada hasta la primera década del siglo XXI. Contaba con una población censada de 706 habitantes en 2015 INE. ​

                                     

6. Economía

La principal actividad económica del municipio es el sector servicios, que ocupa casi la mitad de los trabajadores 47.1%. Le siguen la construcción 34.2%, la agricultura 12.8% y la industria 5.9%. ​



                                     

7. Patrimonio

  • Iglesia Parroquial de San Bartolomé: data de 1560, construida sobre el solar del antiguo castillo árabe, y con materiales reutilizados se pueden contemplar cruces visigodas en sus muros. Consta de una única nave la que está adosada una capilla dedicada la patrona, la Virgen del Rosario construida en 1901; carece de torre y se encuentra rematada por una espadaña donde se encuentra el campanario. El interior cuenta con una remodelación neoclásica del siglo XVIII. El retablo del altar mayor es de madera policromada y coronado por un escudo con los apellidos ilustres de los marqueses, protectores de la Parroquia. En una pequeña hornacina se conserva la talla de una virgen gótica, la más antigua de la localidad, probablemente Nuestra Señora de la Nava.
  • Ermita del Santo Cristo de la Clemencia: de finales del siglo XVII, de estilo desornamentado. Su nave principal es cuadrangular, cubierta con falsa bóveda de cañón sustentada por pilastras adosadas al muro. En la pechina de la cúpula hay 4 escudos policromados que representan a los 4 evangelistas y en la cabecera el altar mayor con la imagen del Santo Cristo. Existe una segunda nave construida con posterioridad y que dota la iglesia de una planta de cruz latina, también cabe destacar la torre del campanario del santuario y sus dos campanas de bronce del siglo XIX.