ⓘ Carlo Porta. Hijo de Giuseppe e Violante Gottieri, estudió en Monza hasta el 1792 y luego en el Seminario de Milán. En 1796 la llegada de los franceses hizo que ..

                                     

ⓘ Carlo Porta

Hijo de Giuseppe e Violante Gottieri, estudió en Monza hasta el 1792 y luego en el Seminario de Milán. En 1796 la llegada de los franceses hizo que su padre pierda el empleo y a Carlo se le encontró trabajo en Venecia, donde habitaba un hermano y donde permaneció hasta el 1799.

Del 1804 hasta su muerte, Porta tuvo un trabajo de empleado estatal que mantuvo bajo el régimen francés y luego con los austriacos. En 1806 se casó con Vincenza Prevosti.

                                     

1. Obras

Aunque es probable que su producción poética comenzara en 1792, hasta 1810 pocos trabajos fueron publicados. En 1804-1805|05 trabajó en una traducción milanesa de la Divina Comedia, de la cual completó sólo algunos cantos y que es la última de sus obras menores.

En 1810, en cambio, si bien de forma anónima, se publica el Brindisi de Meneghin allOstaria escrito para el matrimonio de Napoleón I con María Luisa de Austria. En el Brindisi Porta desea, sobre cualquier otra cosa, un buen gobierno para Milán y la Lombardía. La gran temporada de la poesía portiana solamente comenzaría en 1812 con las Desgracias de Giovannin Bongee. Desde este momento y hasta su muerte la producción fue constante y de altísima calidad.

Sus obras se pueden dividir en tres clases: el primero contra las supersticiones y la hipocresía religiosa de su tiempo, el segundo descriptivo de vivísimas figuras de milaneses populares, el tercero es propia y restrictivamente político.

Del primero forman parte, entre otras: Fraa Zenever 1813, On Miracol 1813, Fraa Diodatt 1814, La mia povera nonna la ghaveva 1810.

Del segundo pertenecen aquellas que son, probablemente, las obras más grandes de Porta: después de la ya citada Desgrazzi de Giovannin Bongee 1812, siguen Olter desgrazzi de Giovannin Bongee 1814, El lament del Marchionn di gambavert 1816 y aquel que muchos críticos consideran como su obra maestra La Ninetta del Verzee 1815.

A los escritos de la tercera pertenecen sobre todo los sonetos como Paracar che scappee de Lombardia 1814, E daj con sto chez-nous, ma sanguanon 1811, Marcanagg i politegh secca ball 1815, Quand vedessev on pubblegh funzionari 1812.

Entre las poesías que no pertenecen a las clases mencionadas recordamos a los sonetos en defensa de la elección milanesa o en defensa de Milán. Celebérrimos son I paroll don lenguagg, car sur Gorell 1812 en defensa de los dialectos y El sarà vera fors quell chel dis lu 1817 en defensa de Milán.

Entre las poesías que se caracterizan por su humor se recuerdan: Dormiven dò tosann tutt dò attaccaa 1810 y la brevísima Epitaffi per on can dona sciora marchesa 1810.

La restauración Austriaca del 1815 desilusionó profundamente a Carlo que había deseado la independencia de Lombardía.

Ciertamente no añoró la ocupación francesa, como es claramente expresado en muchos sonetos de Paracar che scappee de Lombardia:

En la poesía de sus últimos años se acentúan los caracteres antinobiliarias contra la clase que inesperadamente había regresado a dominar. Testimonios de esta fase al estilo de Giuseppe Parini son La nómina del Cappellan 1819, Offerta a Dio 1820 y Meneghin biroeu di ex monegh 1820.

En 1816 Porta se había adherido al, apenas surgido, movimiento romántico Sonettin col covon.

                                     

2. Muerte

Con sólo cuarenta y cinco años y en la plenitud de su fama, Porta murió en Milán el 5 de enero de 1821 a causa de un ataque de gota. Fue sepultado en la iglesia de San Gregorio a las afueras del Portal Oriental, pero su tumba se perdió.

A su memoria su amigo Tommaso Grossi compuso en milanés la poesía In morte di Carlo Porta.