ⓘ Nicetas Pectoratus, también llamado Nicetas Estetatos, fue un teólogo bizantino y defensor de la Iglesia de Oriente del siglo XI de Asia menor. Praeterea Niceta ..

                                     

ⓘ Nicetas Pectoratus

Nicetas Pectoratus, también llamado Nicetas Estetatos, fue un teólogo bizantino y defensor de la Iglesia de Oriente del siglo XI de Asia menor.

Praeterea Nicetas quidá cognometo Pectoratus, Studesis monachus, publico scripto id negociu contra Romanos magna libertate agebat.

                                     

1. Biografía

Nicetas floreció en el siglo XI y fue monje del monasterio de Estude Turquía.

Queriendo sostener el partido de Miguel Cerulario contra los latinos compuso un escrito que refutó el cardenal Humberto, legado de la Santa Sede en Grecia: El papa León IX envió aún en 1054 sus legados a aquella capital, Constantinopla, que excomulgaron a Miguel Cerulario, lo cual hace ver que la excisión no estaba hecha del todo, y en el escrito fundamental de este último compuesto por Nicetas Pectoratus se echa en cara a los latinos que judaizaban, observando el sábado y los ácimos, y cantando aleluya en cuaresma, a que añadieron después la costumbre de afeitarse, la abstinencia del sábado y el celibato de los clérigos, según Louis Maimbourg en su obra Historia del cisma de los griegos", sobre la cual clamaba Voltaire en su obra "Ensayo sobre las costumbres": extrañas razones para indisponer Oriente con Occidente.

Posteriormente, se retractó de las proposiciones que había aventurado en su obra y fue admitido en la comunión de la Iglesia Romana, y sus escritos fueron quemados en presencia de las autoridares.

Pero el patriarca Cerulario, obstinado cada vez más no quiso ceder, y deseando concluir los legados de un modo definitivo su comisión, determinaron llenos de valor hacer uso de su autoridad, y al efecto, en un día la hora tercia, cuando todo el clero se hallaba reunido en la catedral de Santa Sofía para la clebración de los Santos Misterios, el cardenal Humberto, después de haber expuesto todo lo que había pasado, puso sobre el altar santo la sentencia de excomunión de Cerulario y sus partidarios, y por ella eran anatematizados y separados de la comunión como simoniacos, herejes, cismáticos, arrianos, donatistas, nicolaítas, severianos, maniqueos, nazarenos y otros heterodoxos, cuyos principios se les acusaba de haber adoptado y renovado en sus errores.

Entre otras obras de Nicetas se encuentra un tratado del alma, del cual Alacius nos ha conservado un fragmento, un himno en honor a San Nicolás y otro en elogio de Metafraste.