ⓘ Charles Périn. Charles Henri Xavier Périn fue un abogado, economista y tratadista social belga, quien en 1905 adelantó la idea de propiedad cristiana en la riqu ..

                                     

ⓘ Charles Périn

Charles Henri Xavier Périn fue un abogado, economista y tratadista social belga, quien en 1905 adelantó la idea de propiedad cristiana en la riqueza moderada como objetivos de las clases medias.

                                     

1. Biografía

Descendiente de un oficial francés Jean Périn de la Taille, establecida en la localidad valona de Marche-en-Famenne en la época de Luis XIV. Su hijo, que era un concejal, tuvo varios hijos uno los cuales fue consejero áulico, es decir, miembro del consejo ejecutivo-judicial del Sacro Imperio Romano Germánico, pasando al servicio del Imperio Austriaco, siendo recompensado con el título de barón de Gradenstein. El otro se traslada a Alemania tras la ocupación de Mons por los ejércitos republicanos franceses. Criado en el seno de una familia anti-revolucionaria y religiosa, bien reflejado en su lema: Ex recto decus, "El honor de la justicia".

En 1848 contrajo matrimonio con Elise Sabine Dubois y en 1852 nace su hija Marie Périn.

                                     

2. Formación

Tras finalizar sus estudios de humanidades en Mons, acude la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Lovaina alcanzando el grado académico de Doctor en Leyes. Durante estos años influye en su pensamiento el conde Charles de Coux, el primer catedrático de economía política en la Universidad católica de Malinas, con quien profesó una amistad duradera. Tanto por su conexión a De Coux como por su larga carrera editorial, casi cincuenta años, le sitúa en la primera generación de los católicos sociales de mediados del siglo XIX, así como de los pensadores posteriores de final del siglo. ​

                                     

3. Su vida

Durante un breve período de tiempo ejerció como abogado en Bruselas ya que fue llamado a Lovaina para enseñar Derecho público, rama que regulaba entonces la economía política. Ocupa la cátedra que deja vacante Charles de Coux cuando regresa a París para dirigir el diario católico LUnivers del editor Louis Veuillot, órgano del ultramontanismo francés. ​

Prueba de su interés por los acontecimientos sociales acaecidos en la vecina República Francesa fue su actividad como o corresponsal del Instituto de Francia Correspondant de l’Institute de France, tras su retiro.

Colaborador de la Revue Catholique des instituciones et du droit y vicepresidente del Congreso de jurisconsultos católicos celebrado en Dijon en 1884.

                                     

4. Su obra

En 1861 publica De la riqueza en las sociedades cristianas, obra que le dio reputación internacional tras las traducciones a los idiomas alemán, italiano, español y húngaro. ​

Toda su obra se caracteriza por no haber disociado nunca la vertientes moral, social, económica y política. Su catolicismo social abarca un espacio situado entre el liberalismo "sensual" tal vez diríamos hoy "consumista y el socialismo materialista de Ferdinand Lassalle y Carlos Marx. Otros trabajos son:

  • L’Ordre international 1888;
  • Le patron: Sa fonction, ses devoirs, ses responsabilités 1886;
  • Les économistes, les socialistes, et le Christianisme 1849;
  • Le socialisme chrétien 1879;
  • Les lois de la société chrétienne 1875;
  • Les libertés populaires 1871;
  • Premiers principes d’économie politique 1895.
  • Les doctrines économiques depuis un siècle 1880;
                                     

5. Escuela

El pensamiento de Périn influyó en la Escuela de Angers, del obispo Charles-Émile Freppel, de varias maneras. La más importante fue la noción general de articular una "economía cristiana" aplicable en la sociedad moderna para conseguir su bienestar moral. Se centró en la virtud del sacrificio o abnegación como una clave para la prosperidad económica y, al igual que otros correligionarios contemporáneos suyos, hizo hincapié en el papel de la caridad cristiana. ​

La doctrina de Périn es liberal en cuanto la economía, ya que estaba a favor de muchos aspectos de la formulación clásica de Adam Smith y de John Stuart Mill, pero su concepción de la economía tendrá como referente un elemento moral, lo que le permitió ofrecer una crítica de la economía liberal. Esta crítica también fue adoptada por otros miembros de la Escuela de Angers, a pesar la percepción general de una escuela liberal en economía.