ⓘ Cordones serranos bonaerenses, ecosistema. Los cordones serranos bonaerenses conforman un ecosistema de características propias, constituyendo un área biogeográ ..

                                     

ⓘ Cordones serranos bonaerenses (ecosistema)

Los cordones serranos bonaerenses conforman un ecosistema de características propias, constituyendo un área biogeográficamente compleja al ser un centro de convergencia biótica, con una biodiversidad de flora y fauna apreciable, con variados orígenes históricos, y un importante porcentaje de endemismo. Estos biotopos rupícolas se encuentran en el centro-este de la Argentina.

                                     

1.1. Características físicas Situación geográfica

Los macizos orográficos que lo conforman se distribuyen en su totalidad en la provincia de Buenos Aires, comprendiendo dos sectores separados entre sí y que se corresponden a dos sistemas montañosos: uno se sitúa en el sudoeste y es denominado sistema de Ventania con una longitud de 170 km. El otro es el sistema de Tandilia, el cual desde el centro de la provincia forma una cuña con rumbo sudeste a lo largo de más de 250 km, desde Olavarría, pasando por Azul, Tandil, Balcarce, y General Pueyrredón, hasta alcanzar las costas del mar Argentino del océano Atlántico en la zona donde se encuentra emplazada la ciudad de Mar del Plata. Entre ambos se extiende una llanura sobreelevada que recibe el nombre de pampa lnterserrana o pampa de Juárez.

                                     

1.2. Características físicas Clima

En el sistema de Tandilia el tipo climático es el Pampeano típico, salvo en la zona que rodea a Mar del Plata, donde se encuentra el clima Marítimo cálido. En la región del sistema serrano de Ventania se presenta el clima Pampeano helador. ​

                                     

1.3. Características físicas Suelos

En el pedemonte de las sierras, bajo una delgada capa fértil, existe una gruesa capa de tosca o calcáreo. En los cordones serranos se encuentran suelos esqueléticos, de rocas cristalinas o areniscas.

                                     

2.1. Características biológicas Origen y características generales

Su biocenosis es una amalgama integrada por elementos endémicos, más otros que las relacionan a ambientes lejanos, desde el monte blanco y los talares del nordeste bonaerense, las sierras del Uruguay y de la mitad sur del estado brasileño de Río Grande del Sur, ​

Endemismos florísticos de Ventania

Entre las especies vegetales que solo habitan en el sistema de Ventania se encuentran: Poaceae, Brassicaceae, Asteraceae, Euphorbiaceae Euphorbia caespitosa, Fabaceae Adesmia pampeana, Adesmia pseudogrisea, Cactaceae Gymnocalycium platense, Iridaceae Olsynium junceum, Oxalidaceae Oxalis gracillima, Plantaginaceae Plantago bismarckii, Polygaceae Polygala ventanensis, Adiantaceae Adiantum thalictroides.

Endemismos florísticos en la Argentina de las sierras bonaerenses

Hay un grupo de especies que si bien no son endémicas de estos cordones orográficos ya que también habitan en sierras del Uruguay y otras hasta el sur del Brasil sí lo son en lo que respecta la Argentina, al limitarse a estas sierras su distribución en ese país. Entre otras, se pueden mencionar a Pavonia cymbalaria, al curro Colletia paradoxa, etc.



                                     

3. Conservación

Dada la fertilidad del terreno, la mayor parte de las áreas de pedemonte fue despejada de rocas y destinada la agricultura intensiva. Las áreas con mayor cobertura rocosa son utilizadas como zonas para el pastoreo de ganado desde hace alrededor de 150 años. Al ser estos sectores agropecuariamente más marginales, han sido comparativamente menos modificados y conservan aún porciones con vegetación prístina, en relictos que mantienen fielmente la vegetación pampeana original. Un problema grave lo constituyen la presencia de numerosas especies exóticas asilvestradas, desde liebres europeas y ciervos dama en ambos cordones hasta una población de caballos cimarrones en Ventania. El constante pastoreo produce cambios marcados en la estructura de la comunidad del flechillar y en consecuencia, de su fauna asociada, ya que su altura normal de 50 ó 60 cm pasa a convertirse en un tapiz bajo. ​