ⓘ Venta, establecimiento. Venta, ventorro y ventorrillo se refieren a precarios establecimientos o edificios de arquitectura popular de antigua tradición, situado ..

                                     

ⓘ Venta (establecimiento)

Venta, ventorro y ventorrillo se refieren a precarios establecimientos o edificios de arquitectura popular de antigua tradición, situados originalmente en caminos o despoblados, y luego en carreteras y zonas de servicio de autovías. A lo largo de su historia, las ventas han ofrecido servicio de comida y hospedaje a los viajeros, ​

                                     

1. Descripción

Aunque la estructura arquitectónica puede variar en función de los modelos populares de cada región o país, las ventas, como establecimiento de conjunto al servicio de unos fines cuya datación en España se puede confirmar en la Edad Media, tienen en común su emplazamiento, casi siempre aislado, en encrucijadas de caminos reales, pasos, etc. Otras coincidencias son: el gran portón accesible para carruajes y entrada única al recinto general; las cuadras y corrales para guardar el ganado en tránsito; pajares para alojar a los arrieros y habitaciones, en principio muy primitivas, para los comerciantes, tratantes y viajeros. Además de la gran cocina y el comedor en la planta baja, el patio interior a menudo varios y empedrados, con pozo, abrevaderos y la escalera de acceso la galería y el piso alto, y otras dependencias como almacenes, etc. ​

                                     

2. En la literatura

Las ventas del Quijote

Las ventas, como construcciones típicas de la arquitectura popular en La Mancha son descritas en diferentes capítulos por Cervantes, como escenario de varias aventuras y desventuras del ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha; de entre ellos, quizá uno de los más descriptivos episodios es el que se narra en el capítulo 2 y siguientes, de la primera parte de la novela cervantina. ​

                                     

3. Refranero, expresiones antiguas e iconografía

También en la literatura popular menudean las ventas y ventorrillos, como escenario de reflexiones y consejos; así, por ejemplo en estos dichos, refranes y expresiones del tesoro de la tradición oral y escrita: ​

  • "Ser el enano de la Venta".
  • "Las Ventas de san Julián: ricas de putas, pobres de pan".
  • "Cojo la vara y mí carro, y voy por la carretera, no hay venta que no me pare, y moza que no me quiera".
  • "Dicen que vienen los rusos por las Ventas de Alcorcón, para ponerse a las órdenes del cura de Tamajón".
  • "Dar gato por liebre, no sólo en ventas suele verse".
  • "Mal se hospeda quien llega tarde la venta".
  • "Cuando el ventero está en la puerta, el diablo está en la venta", o "Ventero la puerta, venta vacía".
  • "Hombre a caballo, en cada venta echa un trago".
  • "En venta y bodegón paga a discreción".
  • "Cuando fueres la venta, la ventera sea tu parienta", o "En la casa y en la venta ten la mujer por parienta".

En pinturas, dibujos, estampas y grabados, la iconografía de las ventas suele aparecer asociada a temas costumbristas o pasajes históricos.