ⓘ Aritmómetro. El aritmómetro o calculadora mecánica fue la evolución de la máquina calculadora construida por Gottfried Leibniz en el año 1694, que se basaba en ..

                                     

ⓘ Aritmómetro

El aritmómetro o calculadora mecánica fue la evolución de la máquina calculadora construida por Gottfried Leibniz en el año 1694, que se basaba en la rueda de Leibniz. Es considerado uno de los mejores inventos de la época mecánica.

                                     

1. Historia

Esta máquina era capaz, a diferencia de las anteriores, de realizar las cuatro operaciones básicas de manera sencilla, con resultados de hasta 12 cifras. Sus defectos eran que no podía ser programada para efectuar cálculos en sucesión y que no era capaz de conservar en memoria un resultado parcial. Es importante puntualizar que estos defectos fueron resueltos con sucesivas revisiones de la máquina a lo largo del siglo XIX.

Es recordada por ser la primera calculadora comercial construida con verdadero éxito: fueron vendidos más de 1500 ejemplares muchos para esa época hasta casi 1930. La máquina fue desarrollada de manera que podía ser construida en serie con las nuevas técnicas mejoradas en la Revolución industrial, aunque el verdadero proceso industrial no empezó hasta 1850.

El aritmómetro fue un modelo a seguir en el siglo XIX; de hecho surgieron en ese periodo muchas imitaciones que seguían manteniendo el nombre de" aritmómetro”, que fue por tanto sinónimo de calculadora aritmética en esa época.

Fue construido en 1820 y patentado el 18 de noviembre de ese mismo año patente número 1420 por Charles Xavier Thomas de Colmar.

                                     

2. Evolución

Buscando una solución: 1820-1851

Los primeros aritmómetros tenían cuatro operaciones, un multiplicando que se introducía en los deslizadores de entrada y un dígito como multiplicador que se introducía tirando de una cinta, que posteriormente fue remplazada por la manivela. En este periodo de 1822 a 1844 se construyeron muy pocas máquinas.

En 1848 Thomas, participó activamente en el desarrollo de la máquina. Alrededor de 1850 construyó magníficas máquinas con mucho detalle, algunas de ellas se ofrecieron a las coronas de Europa. Se presentaron dos patentes entre 1849 y 1851.

Creando Industria: 1851-1887

En 1851 un nuevo aritmómetro sin multiplicador se describe en el Boletín de la Sociedad para el Fomento de la Industria Nacional, se presenta al público en la Gran Exposición Universal de Londres ​

                                     

3.1. Diseño Físico Entrada – Control – Ejecución

En la parte inferior se sitúan los controles deslizantes que sirven para introducir el valor de los operandos. la izquierda hay una palanca de control para seleccionar la operación a realizar, es decir, suma, resta, multiplicación o división. la derecha hay una manivela para ejecutar la operación seleccionada.

                                     

3.2. Diseño Físico Salida – Acumulador

La parte superior del aritmómetro está compuesto por dos registros de visualización y dos botones de restablecimiento. El registro superior contiene el resultado de la operación anterior y actúa como acumulador. El registro inferior cuenta el número de operaciones realizadas, por tanto, muestra el multiplicador de una multiplicación y el cociente al final de una división.

Cada número del acumulador se puede ajustar individualmente con un botón situado debajo de él. El acumulador y el contador de resultado están entre dos botones que se utilizan para restablecer los valores. El botón de la izquierda resetea el acumulador y el de la derecha el contador de operaciones.

                                     

3.3. Diseño Físico Rueda de Leibniz del Aritmómetro

La animación de al lado, muestra una rueda o cilindro de Leibniz de nueve dientes acoplada a una rueda roja de conteo. La rueda roja está posicionada para engranar tres dientes en cada rotación. Esto sería añadir o restar 3 al contador en cada rotación. La diferencia entre sumar o restar se consigue mediante un inversor controlado con una palanca de ejecución.

El motor de un Aritmómetro tiene un conjunto de ruedas Leibniz controladas por una manivela. Un giro de la manivela hace girar la rueda de Leibniz una vuelta completa.

                                     

4.1. Operaciones Suma

La palanca de control o el botón de la izquierda B, debe estar en Suma y todos los demás botones a cero. Escribimos en los botones A, el primer número que queremos sumar y damos una vuelta la manivela. A continuación escribimos el segundo número a sumar y damos otra vuelta la manivela, el total aparecerá en los orificios C.



                                     

4.2. Operaciones Resta

La palanca de control debe estar en Resta y todo lo demás a cero. Primero colocaremos en los orificios A el minuendo, dar una vuelta la manivela, a continuación colocar el los orificios A el sustraendo y dar otra vuelta la manivela, el resultado se verá en los orificios C.

                                     

4.3. Operaciones Multiplicación

La palanca de control o el botón de la izquierda B, debe estar en multiplicación y todos los demás botones a cero. Por ejemplo si queremos multiplicar 100 x 25. Se escribe el multiplicando con los botones A 100, y se darán tantas vueltas la manivela como unidades tenga el multiplicador como el multiplicador es 25 las unidades son 5, daremos 5 vueltas la manivela entonces se habrán multiplicado las unidades. Se saca la platina móvil de un orificio de manera que queden separadas las unidades se lleva la platina la derecha, operando sobre las decenas, y se dan tantas vueltas como número de unidades tengan las decenas 2 y así sucesivamente. El resultado aparecerá en los orificios C 2500.

                                     

4.4. Operaciones División

Estando todo a cero. Colocar la palanca de control B en división. Llevar la platina la derecha de manera que su último orificio quede encima del primer botón A de la izquierda. Colocar el dividendo en los orificios de la izquierda. Inscribir más abajo del dividendo con los botones A, las cifras del divisor. Hacer girar la manivela hasta que el número de los orificios de C, sea inferior al divisor. Cada vuelta de la manivela indica, el número de veces que la suma ha sido suprimida, por tanto será la primera cifra del cociente la que se mostrará en los orificios D. Se baja la platina móvil una cifra bajo la cifra siguiente y se procede igual que antes. El cociente se mostrará en los orificios D.