ⓘ Antonio de la Concepción. Antonio da Conceiçâo fue religioso de la Orden de la Santísima Trinidad, en la que ocupó el oficio de Redentor General de la Provincia ..

                                     

ⓘ Antonio de la Concepción

Antonio da Conceiçâo fue religioso de la Orden de la Santísima Trinidad, en la que ocupó el oficio de Redentor General de la Provincia de Portugal. Murió mártir de la caridad y la redención en las mazmorras de Marrakech junto a su compañero Ignacio Tavares.

                                     

1. Notas biográficas

Antonio de la Concepción nació en Santarém el año 1549. De sus primeros años y procedencia solo tenemos datos imprecisos, sus padres se llamaban Sebastián y María, ingresó como novicio trinitario en el convento de Santarém en 1565, donde profesó el 31 de diciembre de 1567. Seguramente realizó sus estudios de filosofía y teología en el mismo convento de Santarém, la sombra del eximio Redentor Roque del Espíritu Santo. No contamos con más datos de su vida o formación hasta que aparece en la primera lista de redentores con motivo del desastre de Alcazarquivir.

                                     

2. Redentor de Cautivos

La principal actividad conocida de fr. Antonio de la Concepción fue la redención de cautivos, siempre la sombra del Redentor Principal, que fue fr. Ignacio Tavares. Como consecuencia de la derrota y muerte del rey Sebastián I en la Batalla de Alcazarquivir el 4 de agosto de 1578, el provincial de Portugal, fr. Bautista de Jesús, envió a Ceuta a los religiosos Roque del Espíritu Santo, Ignacio Tavares, Diego Ledo y Francisco da Costa para rescatar el cuerpo del rey Sebastián. Unos días después envió a Ceuta un buen número de religiosos redentores para que se ocuparan del rescate de los soldados portugueses, dispersándose por las principales ciudades y pueblos del norte de África. Estos son sus nombres: Roque del Espíritu Santo, Jorge de Barros, Ignacio Tavares, Francisco da Costa, Sebastián Tavares, Luis da Guerra, Francisco do Trocifal, Agustín, Antonio de Alvito, Manuel de Evora, Mechor, Antonio del Espíritu Sancto, Damián, Diego Ledo, José de la Madre de Dios, Diego da Cutilada, Salvador de Santa María y nuestro Antonio de la Concepción. Se trata, seguramente, de la redención de cautivos más planificada y en la que intervino el mayor número de redentores de toda la historia de la Orden Trinitaria. ​

En 1587 fue encarcelado fr. Antonio de la Concepción acusado de apología del cristianismo y de procurar la abjuración del islam de algunos soldados portugueses que habían dejado el cristianismo. En la mazmorra enfermó, fue el mismo Ignacio Tavares quien le llevó el viático, con gran sencillez se despidió de sus compañeros de cautiverio y murió el 20 de mayo de 1589. Fue sepultado en el cementerio de los cristianos, a las afueras de la ciudad. Murió con fama de santidad, pronto se ordenó que se tomaran datos de su vida y de su muerte para abrir el proceso de su canonización, sin embargo todo se paralizó y no se logró la declaración de sus virtudes. La decadencia de la Orden en Portugal hizo el resto.

Anexo:Redentores de la Orden Trinitaria

                                     

3. Obras

  • Relaçao da vida e morte de sete moços que Molei Amate, rei de Marrocos, matou porque erao christiâos., a 4 de julho de 1585. Ms 64. Publicada por Domingo Mauricio Gomes dos Santos, bajo el título A relaçao da vida e morte dos sete mártires de Marrocos, de Fr. Antonio da Conceiçao, Coimbra, Associaçao Portuguesa para o progresso das Ciencias, 1957, 65p. -Separata do Tomo VIII das publicaçoes do XXIII Congresso Luso-Espanhol Coimbra, 1-5 Junho de 1956.
                                     

4. Fuentes bibliográficas

  • José Hernández, Espigando en el patrimonio trinitario, Roma 2000. ISBN 88-900340-2-5
  • Jerónimo de San José, Historia Chronológica da esclarecida Ordem da Santissima Trindade e Redempçâo de Captivos da provincia de Portugal, Lisboa 1789.
  • Bonifacio Porres, Libertad a los cautivos, Córdoba 1997. ISBN 84-605-6208-5