ⓘ Familia de Torres de Málaga. Los Torres de Málaga o los de Torres de Málaga o Casa de Torres de Málaga remontan sus orígenes atrás en el siglo XV cuando Fernand ..

                                     

ⓘ Familia de Torres de Málaga

Los Torres de Málaga o los de Torres de Málaga o Casa de Torres de Málaga remontan sus orígenes atrás en el siglo XV cuando Fernando de Córdoba, cabeza del linaje, se estableció en la ciudad de Málaga, Andalucía allá por el año 1493 d. C. Desde entonces hasta ahora, la familia se ha venido expandiendo hacia Italia, Portugal, y La Española y ha participado en organismos políticos, Administraciones regionales, la Iglesia, el comercio internacional, el coleccionismo de Arte y la Cultura en su sentido más amplio.

Por su influencia y mecenazgo, la familia se la ha considerado como de relevante importancia principalmente en el desarrollo artístico y cultural del mediterráneo durante el renacimiento y los años venideros.

Entre los miembros destacados de la familia se encuentran:

  • Ludovico Luis de Torres I, arzobispo de Monreale
  • Fernando de Córdoba
  • Ludovico Luis de Torres II, arzobispo de Salerno y posteriormente cardenal
  • Cosimo de Torres, cardenal
                                     

1. Historiadores

Entre los historiadores más destacados de la historia de la Casa de Torres, cabe destacar a María Teresa López Beltrán, por su gran labor y contribución a los estudios de la Universidad de Málaga. También es importante destacar la labor de su compañero investigador Wenceslao Soto Artuñedo quién contribuyó enormemente la investigación de la relación de los Torres con las instituciones eclesiásticas.

                                     

2. Los comienzos: la amplia descendencia del mercader Fernando de Córdoba. Siglo XVI

Desde Fernando de Córdoba las bases de la familia de Torres ya estaban establecidas y la familia empezó a extenderse por todos los ámbitos de la sociedad y por todos los rincones de la geografía contemporánea a lo largo de sus generaciones, dando lugar personajes importante en el mundo de la política, comercio, y sociedad malagueña.

                                     

2.1. Los comienzos: la amplia descendencia del mercader Fernando de Córdoba. Siglo XVI Descendencia: Fernando de Córdoba e Inés Fernández

  • Alonso de Torres: Alonso fue mercader, como su padre. Posiblemente antes incluso de que su padre Fernando muriese, Alonso ya se hubiese establecido Lisboa, sobre la base de la información que aportó su sobrino Domingo de Torres desde La Española, era Caballero del hábito de Cristo y persona de quien el señor rey don Juan de Portugal hacía mucho caudal y ocupaba en cosas graves de su servicio. Si esto fuese cierto, una teoría sugeriría que Alonso fue una de las personas que influyeron en el ánimo de su hermano Diego a trasladarse también la capital del reino luso.
  • Diego de Torres: En 1503 Diego se casó con Elvira Suárez, una joven de distinguida familia en la época. Elvira era hija de un influyente comerciante, también judeoconverso, llamado Pedro del Alcázar y de Beatriz Suárez; ambos conocidos vecinos de Sevilla. Como dato, en la carta dotal de Sevilla, 22 de febrero de 1503, se estableció que Elvira aportase al matrimonio una dote de 200.000 maravedís, recibiendo en concepto de arras nada más que 100.000. ​


                                     

2.2. Los comienzos: la amplia descendencia del mercader Fernando de Córdoba. Siglo XVI Descendencia: Fernando de Córdoba e Inés Márquez

Junto a los seis hijos varones que Fernando trajo al mundo con su primera esposa, Fernando también tuvo tres últimos hijos con su segunda mujer, Inés Márquez. Los hijos cuyos nombres eran Melchor, Elvira, y Rodrigo aún no tenían la mayoría de edad en el año 1531. Hasta el momento no se posee mucha información y del único del que realmente existe documentación fiable es de Melchor de Torres. Esto se debe a que fue a través de él que se instauró en La Española la rama de los Torres. Algunos investigadores sugieren que el interés de Melchor por la Española estaba relacionado con la herencia que recibió así que como de los posibles intereses que la familia poseía en ultramar, posiblemente datando de tiempo atrás y remontando a los tiempos de oro de su padre que fue capaz de extender su imperio mercantil más allá del atlántico.

En todo caso, gracias la información que aportaba su hijo el capitán Domingo de Torres en el año 1609, se sabe que Melchor se casó en Sevilla con Ana del Castillo, hija de Juan Bautista de Berrio y probablemente emparentada con la mujer de su hermanastro Gaspar de Torres. También se sabe que fue alcalde ordinario en la ciudad de Santo Domingo, que es el oficio más preeminente que hay en ella después de la Real Audiencia, y que después detentó el cargo de alcalde de la Santa Hermandad de la misma ciudad.