ⓘ Melón de oro. El Melón de Onteniente o Melón de Oro es una variedad de melón autóctona de la ciudad española de Onteniente, Valencia. Se cultiva desde hace más ..

                                     

ⓘ Melón de oro

El Melón de Onteniente o Melón de Oro es una variedad de melón autóctona de la ciudad española de Onteniente, Valencia. Se cultiva desde hace más de 700 años en el término de la localidad, ​ y se caracteriza por ser un melón amarillo de carne compacta, dulce y blanca, con un equilibrado contenido en azúcares.

                                     

1. Excepcionalidad genética

El melón de oro de Onteniente tiene unas características genéticas excepcionales conseguidas después de más de siete siglos de cultivo ininterrumpido al término de la ciudad durante los cuales ha mantenido su pureza, según han avalado estudios científicos realizados por el Instituto de Conservación y Mejora de la Agrodiversidad Valenciana COMAV. ​ de Onteniente.

                                     

2.1. Historia Primeros antecedentes: de 1424 al siglo XVII

El cultivo documentado del melón al término se remonta a principios del siglo XV, pero se considera muy anterior a pesar de la ausencia de documentación seriada al Archivo Municipal de Onteniete. Ya al primer libro de calònies o multas, que corresponde a 1424, aparece documentada la producción de melones de todo el año.

En el siglo XV, la producción del melón se da a huertos cerrados de la periferia de la villa y a los de diferentes partidas del término, como Agrillent, Cantamilans y en el Llombo. Además, se producía a los campos de secano, donde resulta más difícil de documentar dada la costumbre de practicar el policultivo. Además, a lo largo de los siglos XVI y XVII la producción de melón de oro estaba orientada de manera muy evidente al consumo local y el auto abastecimiento de los labriegos.

                                     

2.2. Historia Salto cualitativo: siglo XVIII

La situación cambia ostensiblemente en el siglo XVIII cuando disponemos de mayor, más detallada información. En uno de las comidas o banquetes que relata y cita la Fábula de fábulas del fraile Lluís Galiana Onteniente, 1740-1771 donde se menciona: "treren per postres meló i figues". Lo cual nos permite verificar que era un producto consumido habitualmente en la dieta de los ontenienses del Setecientos.

Esto lo corroboran algunos datos extraídos de contratos de arrendamiento. En uno de los contratos, correspondiendo al heredado de Morera y redactado lo 1763, comprobamos la obligación del medianero de haser dos anegadas de melones tanto de agua como de todo el año. ​

                                     

3. Leyendas, Anécdotas y curiosidades

Hay una anécdota al respecto de una frase de Winston Churchill, amante de la buena mesa, que fue pronunciada en la Cámara de los Comunes británica en el transcurso de una discusión sobre el alcance o la gravedad de la evacuación de Dunkerque por las tropas británicas y francesas en 1940. Churchill habría reaccionado ante la acusación velada de cobardía de las tropas británicas por parte de otro parlamentario británico, diciendo El soldado imperial es tan bueno o mejor que los melones de oro los golden melons o melones de Ontinyent. Hacía referencia así la fama que tenían estos productos en el mercado de Covent Garden de Londres. La anécdota acredita la fama de los melones de oro como un producto de lujo o de gourmet, ofrecido a los mercados más exclusivos.