ⓘ César Canevaro Valega fue un militar y político peruano. Luchó en la guerra del Pacífico, poniendo su fortuna y sus relaciones personales al servicio de la defe ..

                                     

ⓘ César Canevaro

César Canevaro Valega fue un militar y político peruano.

Luchó en la guerra del Pacífico, poniendo su fortuna y sus relaciones personales al servicio de la defensa de su patria. Al finalizar la guerra se hizo partidario del general Andrés A. Cáceres, a quien secundó en sus dos gobiernos. Ocupó diferentes cargos públicos: una vez diputado y presidente de su Cámara 1881, varias veces alcalde de Lima 1881, 1886, 1887, 1888, 1889, 1894, 1895, cinco veces senador, dos veces presidente del Senado, dos veces vicepresidente de la República 1894-1895 y 1919-1922, enviado extraordinario y plenipotenciario en Estados Unidos 1892-1893 y presidente del Supremo Tribunal de Guerra y Marina.

Fue, además, gran maestre de la Gran Logia Masónica del Perú 1886-1889.

                                     

1. Biografía

César Canevaro perteneció a una acaudalada familia de origen italiano residente en el Perú. Sus padres fueron José Canevaro, duque de Zoagli comerciante y dueño de bancos y Francisca Valega.

Gracias la buena situación económica de su familia, fue enviado al Colegio Militar de Bélgica para seguir estudios de ingeniería militar, que los continuó en la Escuela de Aplicación hasta graduarse de subteniente. Prestó luego servicios en las fortificaciones de Tremonde y ascendió a capitán de artillería en 1866. En 1868 fue nombrado agregado militar en la legación del Perú en Francia.

De vuelta al Perú ocupó diversos cargos dentro y fuera del Ejército, llegando a desempeñarse como gerente del Banco del Perú. Al restablecerse la Guardia Nacional durante el gobierno de Manuel Pardo y Lavalle 1872-1876, se plegó entusiasmado a su organización y comandó el batallón N.º 10. Participó en la debelación de la revolución de Nicolás de Piérola, asistiendo al combate de Los Ángeles del 7 de diciembre de 1874.

Durante la Guerra del Pacífico aportó de su propio dinero para equipar su batallón, que pasó a denominarse Batallón de Línea N.º 2, pero que fue más conocido como Batallón Canevaro. También realizó gestiones para comprar en Europa las municiones de grueso calibre que urgían la escuadra y supervisó su transporte. Trasladado a Arica, dirigió las fortificaciones de dicha plaza. Al mando de la segunda división del primer ejército del Sur en Arica, integrada por los batallones Canevaro y Cazadores del Rímac, intervino en la batalla del Alto de la Alianza, el 26 de mayo de 1880, donde fue derrotado el ejército aliado peruano-boliviano.

Ya como coronel, participó en la defensa de Lima, peleando en la batalla de San Juan y Chorrillos 13 de enero de 1881, donde mostró gran valor y patriotismo. Junto con Cáceres insistió al dictador Piérola para que autorizara aquella misma noche un ataque sorpresa al campamento chileno, pues un buen grupo de los invasores se hallaban embriagados y riñéndose entre ellos luego de saquear e incendiar Chorrillos. Piérola se rehusó a dar tal orden, decisión que hasta el presente sigue siendo motivo de polémica.

Peleó enseguida en la batalla de Miraflores 15 de enero, donde fue herido en el cuello, siendo trasladado al Consulado General del Imperio Ruso, para luego ser llevado a su domicilio. Pero pronto se le encomendó la alcaldía de Lima, que ejerció del 1 de abril a 9 de diciembre de 1881, cuando el Concejo Provincial fue disuelto por orden de Patricio Lynch, jefe de la ocupación chilena. Durante esta primera gestión municipal, Canevaro se preocupó por emprender las obras de reparación de la castigada ciudad, así como sostuvo la vigencia de las leyes nacionales frente la injerencia del ejército de ocupación.

Fue elegido diputado por la provincia de Huarochirí ​

Fue también presidente del desaparecido "Club Chorrillos de Regatas y Tiro al Blanco" y del Club de la Unión de Lima.

Se casó con Ignacia Rodulfo, quien también pertenecía a una familia adinerada, viviendo en una casona de dos pisos de líneas neoclásicas, puras y refinadas, ubicada en la cuadra 7 del jirón Áncash, Barrios Altos. Sus balcones y rejas, y sus ambientes estrictamente proporcionales, son un claro ejemplo de la arquitectura republicana.

Falleció en Lima en 1922 y su viuda, el 21 de mayo de 1925, en París.