ⓘ José Antonio González Velázquez. Fue hijo del arquitecto y pintor Alejandro González Velázquez y es considerado uno de los exponentes del estilo neoclásico en l ..

                                     

ⓘ José Antonio González Velázquez

Fue hijo del arquitecto y pintor Alejandro González Velázquez y es considerado uno de los exponentes del estilo neoclásico en la Nueva España. Realizó todas sus obras en la Ciudad de México, donde fungió como el primer director de la Real Academia de San Carlos, nombramiento que recibió en 1786 ​ La solución de González Velázquez para la ornamentación consistió en delimitar la plaza con una balaustrada elíptica con cuatro rejas de acceso con lo que logró un conjunto de gran calidad y belleza que se puede apreciar en algunos grabados de la época.

                                     

1. La Real Fábrica de Tabacos

En 1793 siendo director de la Academia de San Carlos, le fue encomendado al arquitecto González Velázquez el proyecto para la construcción del edificio que albergaría la Real Fábrica de Tabacos junto con el Ingeniero militar Miguel Constanzó, un proyecto que databa de 1786 y que había tenido varios cambios en la dirección y planeación de la obra y que había sido suspendido en varias ocasiones. Los arquitectos González Velázquez y Constanzó trabajaron en el hasta 1797 cuando fue suspendido de nueva cuenta. ​ Finalmente, siete años más tarde el virrey Iturrigaray retomó el proyecto, en 1804, quedando al frente de la construcción el arquitecto Ignacio Castera, quien concluyó la obra en 1807.

                                     

2. Obras

  • Templo de San Pablo el Nuevo 1789- 1803
  • Convento del Carmen en Tenancingo 1797-1801 ​ la capilla del Señor de Santa Teresa la Antigua se derrumbó durante el terremoto de 1845, la fachada de la universidad fue desmantelada en 1910 y su paradero se desconoce, el Santuario de los Ángeles ubicado en la Colonia Guerrero fue remodelado por el arquitecto Federico Mariscal a mediados del siglo XX y la capilla de Santa María Magdalena ha sido muy modificada. Afortunadamente aún subsiste su obra maestra que es el Templo de San Pablo el Nuevo y también el Templo de Jesús María, donde le fue encomendado remodelarlo y adaptarlo para que siguiera los lineamientos neoclásicos. Las portadas resultantes son consideradas una de las mejores intervenciones de su tipo, ya que en otros edificios donde las fachadas fueron reemplazadas para adaptarlas al estilo neoclásico, los resultados no fueron del todo armónicos.

    En el caso de González Velázquez se puede citar como ejemplo de lo anterior su primera obra en la ciudad, que fue la remodelación de la fachada de la Universidad, que fue una intervención muy criticada en su época, ya que para su construcción fue necesario destruir la fachada de estilo churrigueresco del arquitecto Ildefonso de Iniesta, que había sido terminada menos de treinta años antes.

  • Remodelación y retablos de la Iglesia de Jesús María 1804