ⓘ Salomón I de Bretaña. Salomon fue conde de Rennes y Nantes desde 852 y duque de Bretaña desde 857 hasta su asesinato en 874. Utilizó de manera intermitente el t ..

                                     

ⓘ Salomón I de Bretaña

Salomon fue conde de Rennes y Nantes desde 852 y duque de Bretaña desde 857 hasta su asesinato en 874. Utilizó de manera intermitente el título de rey de Bretaña a partir de 868. En 867 recibió los condados de Avranches y Coutances.

Según la tradición popular bretona, a su muerte fue canonizado como "San Salomón" y elevado la categoría de mártir.

                                     

1. Ascenso durante el gobierno de Erispoe

Salomón era hijo de Riwallon III de Poher. En 851, Carlos el Calvo, tras su derrota en la Batalla de Jengland, firmó la paz con Erispoe, duque bretón, y le concedió los condados de Rennes y Nantes y el Pays de Retz en Poitou haste el río Mayenne. En 852, Salomón prestó juramento ante Carlos como leal seguidor fidelis; a cambio, al igual que con Erispoe, recibió Rennes, Nantes, y Retz como "tercio" de Bretaña en calidad de feudo. ​ Él y Erispoe eran los dominatores de Rennes en 853. Salomón era el artistócrata más poderoso de la corte de Erispoe.

                                     

2. Revuelta de 858 - 863

Probablemente ante el temor de verse despojado de los privilegios disfrutados bajo Erispoe si Luis el Tartamudo era proclamado rey en Le Mans, Salomón se alió con Almarco desconocido por otra parte para asesinar a Erispoe y hacerse con el trono bretón en 857. En 858 estuvo implicado en la gran revuelta de los nobles francos de Neustria contra Carlos el Calvo. ​

                                     

3. Revuelta de 865 - 867

Salomón no abandonó la lucha contra Roberto el Fuerte y sus aliados tan fácilmente. Entre 865 y 866, vikingos y bretones asolaron los alrededores de Le Mans, y el propio Roberto perdió la vida en la batalla de Brissarthe. ​ Esto fue el comienzo de una nueva insurrección; incluso el papa Nicolás I escribió cartas a Salomón urgiéndole a continuar el pago de los tributos retenidos. Carlos marchó nuevamente sobre Bretaña en 867, pero Salomón envió a su yerno Pascweten a negociar una paz en Compiègne en agosto.

                                     

4. Paz y regalia

Esta paz duraría hasta el final de la vida de Salomón. Carlos recompensó a su ahora fiel vasallo con la entrega de una regalía en 868, incluyendo una corona dorada y engastada de joyas. ​ Sin embargo, pronto estalló una guerra civil entre los tres cabecillas que duraría hasta 876.