ⓘ Diego Ortiz de Parrilla. Desde 1730 operó en contra de los apaches y comanches en las Provincias de Nuevo León y Coahuila; siendo ya capitán obtuvo el mando del ..

                                     

ⓘ Diego Ortiz de Parrilla

Desde 1730 operó en contra de los apaches y comanches en las Provincias de Nuevo León y Coahuila; siendo ya capitán obtuvo el mando del Presidio de San Sabá, Texas, pasó con igual carácter al de Santa Rosa, fue comandante de las tropas destacadas en Los Ángeles, California, y sirvió como teniente coronel en el Regimiento de Dragones de Veracruz. Recibió el gobierno de Sonora y Sinaloa el 23 de junio de 1749 por entrega del licenciado Rodríguez Gallardo, juntamente con un amplio informe sobre el estado de los negocios públicos. Dedicó inicial atención la construcción del edificio que ocupó el presidio militar de San Miguel de Horcasitas y al año siguiente llevó la primera expedición armada la isla del Tiburón con el propósito de sacar de allí a los seris. No pudo someterlos, aprehendió algunas familias, las reunió en el Pópulo completando 70 gandules y 30 cabezas más y los envió rumbo al interior, embarcándolos en el estero de algodones con destino la bahía de Salagua. Allí se fugaron en dirección de los montes, algunos lograron regresar a su comarca resintiéndose en seguida graves consecuencias, pues aumentaron los excesos de parte de los individuos de la expresada tribu. Fue el primer funcionario que aplicó la inhumana pena de deportación.

En 1751 solicitó el concurso de los rectores de las misiones a fin de que organizaran a los indios amigos y lo auxiliaran en una expedición armada que llevó hasta la Apachería; ascendió a coronel durante su gobierno y en 1752 comisionó al ingeniero Manuel Correa para que levantara plano de las provincias de su mando. Activo y valiente como militar, no tenía dotes administrativos y no supo encauzar el Gobierno y tuvo que entregarlo el 3 de enero de 1753. Tuvo dificultades para la glosa de las cuentas correspondientes a su período administrativo y no fue hasta 1756 cuando logró el finiquito de parte de la Contaduría Mayor de México.

Tomó el mando del presidio de Santa Rosa, Coahuila, durante el gobierno de don Jacinto de Barrios y Jáuregui; en 1758 informó al virrey marqués de las Amarillas Agustín de Ahumada y Villalón que en un encuentro tenido con una partida de apaches les había recogido varias armas de fuego; poco después ascendió a brigadier, atacó el fuerte de los indios tovayases y los derrotó con el auxilio de los lipanes. Gobernador de la Provincia de Pensacola de 1761 a 1764 en que pasó al gobierno de Coahuila, desempeñó éste del 8 de junio de 1764 al 9 de diciembre de 1765 y volvió al de Pensacola en donde permanecía todavía en 1767. ​