ⓘ Bahía del Yana. La bahía del Yana, a veces también golfo es una amplia bahía localizada en la parte septentrional de Siberia, la bahía más importante del mar de ..

                                     

ⓘ Bahía del Yana

La bahía del Yana, a veces también golfo es una amplia bahía localizada en la parte septentrional de Siberia, la bahía más importante del mar de Láptev. Administrativamente, la bahía de Yana pertenece la República de Saja de la Federación Rusa.

Está situada entre el cabo Buor-Khaya, en su lado oeste, y la bahía Ebelyakh, en su extremo oriental. El principal río que desemboca en la bahía, y que le da nombre, es el río Yana de 872 km de longitud y que drena una gran cuenca de cuenca 280.000 km², que forma un enorme delta fluvial 10.200 km² que ocupa gran parte de la costa de la bahía. El mar en este amplio golfo se congela durante unos nueve meses al año y a menudo, cuando está libre la navegación se ve obstruida por la existencia de grandes témpanos de hielo.

La isla Yarok es la mayor isla de la bahía, una gran isla llana situada al este de la desembocadura principal del Yana. Otras islas importantes son Makar y las islas Shelonsky. Al este de estas islas se encuentra un entrante profundo que se interna hacia el sur, conocido como Sellyakhskaya Guba.

                                     

1. Historia

La región del delta Yana es uno de los primeros sitios en los que hay evidencias de asentamientos humanos en el Ártico, que datan de hace 30.000 años 12.000 años antes del último período de glaciación, o último máximo glacial.

En 1712 Yakov Permyakov y su compañero Merkury Vagin, fueron los primeros exploradores conocidos que visitaron el área. Cruzaron en trineos tirados por perros las aguas congeladas de la bahía, desde la desembocadura del río Yana hasta la no lejana isla Gran Liajovski, para explorar la hasta entonces desconocida isla. Desafortunadamente, Permyakov y Vagin al regresar de su exploración, fueron asesinados por miembros amotinados de la expedición.

En 1892-94, el barón Eduard Toll, líder de una expedición de la Academia Imperial Rusa de Ciencias, acompañado por Alexander von Bunge, llevó a cabo los estudios geológicos en la zona como parte de una amplia campaña que incluía las cuencas del Yana, el Indigirka y el Kolyma. ​