ⓘ Operación Teardrop. La Operación Teardrop fue una operación llevada a cabo por la Armada de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, entre abril y ..

                                     

ⓘ Operación Teardrop

La Operación Teardrop fue una operación llevada a cabo por la Armada de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, entre abril y mayo de 1945, para hundir los submarinos alemanes que se estaban aproximando la Costa Este de los Estados Unidos, creyendo que estaban armados con bombas V-1. Dos grandes fuerzas antisubmarinos de la armada estadounidense destruyeron con éxito cinco de los submarinos, perdiendo solo un destructor de escolta en el proceso. Después de la guerra, los Aliados determinaron que los submarinos no portaban misiles.

La Operación Teardrop se planeó a finales de 1944 en respuesta a los informes de inteligencia, en los cuales se indicaba que Alemania estaba preparando una fuerza de submarinos armados con misiles. El plan fue ejecutado en abril de 1945 después de que varios submarinos Tipo IX se hicieran la mar desde Noruega con dirección a los Estados Unidos. Si bien las condiciones climáticas adversas en el Océano Atlántico Norte redujeron en gran medida la eficacia de los cuatro portaaviones de escolta de la Armada de los Estados Unidos involucradas, las largas filas de patrulla de destructores de escolta lograron detectar y comprometer la mayor parte de los submarinos alemanes. Aviones de la Real Fuerza Aérea Canadiense apoyaron estos esfuerzos. Cuatro de los submarinos hundidos lo hicieron con toda su tripulación. La mayor parte de la tripulación del otro submarino hundido fue capturada y los especialistas que se encontraban entre los prisioneros fueron brutalmente interrogados. Sin embargo, el Frederick C. Davis resultó hundido con la pérdida de la mayoría de su tripulación. Los submarinos alemanes restantes se rindieron la Armada de los Estados Unidos a principios de mayo como parte de la rendición general de Alemania.

                                     

1. Antecedentes

A finales de 1944, los Aliados recibieron informes de la inteligencia que sugerían que la Armada Alemana estaba planeando usar bombas V-1 lanzadas desde submarinos para atacar ciudades en la costa este de los Estados Unidos. En septiembre de ese año, Oscar Mantel, un espía capturado por la Armada de los Estados Unidos cuando el submarino que lo transportaba a Maine fue hundido, dijo a los interrogadores del FBI que se estaban preparando varios U-Boots equipados con misiles. Analistas de la Décima Flota de los Estados Unidos examinaron posteriormente fotos de soportes inusuales en los U-Boots de las bases de Noruega, pero llegaron la conclusión de que eran pistas de madera usadas para cargar torpedos. A finales de ese mismo año surgieron nuevos rumores sobre submarinos armados con misiles, entre ellos uno de Suecia transmitido por el Cuartel General Supremo de la Fuerza Expedicionaria Aliada. El Almirantazgo británico no tuvo en cuenta esos informes y consideró que aunque era posible montar bombas V-1 en submarinos Tipo IX, era poco probable que los alemanes dedicaran sus escasos recursos a ese proyecto. ​

                                     

2. Batalla

Despliegue inicial

En marzo de 1945, nueve U-boots Tipo IX fueron enviados desde Noruega para patrullar cerca de Canadá y Estados Unidos. El 12 de abril, los submarinos U-518, U-546, U-805, U-858, U-880, U-881 y U-1235 fueron designados Gruppe Seewolf y se les ordenó atacar la flota desde Nueva York hacia el sur. Los dos U-boots restantes, U-530 y U-548, fueron directamente a aguas canadienses. ​

                                     

3. Consecuencias

Después de la rendición de Alemania, la Armada de los Estados Unidos continuó sus esfuerzos para determinar si los U-boats habían transportado misiles. Las tripulaciones de los submarinos U-805 y U-858 fueron interrogadas y se confirmó que sus naves no transportaban equipos de lanzamiento de misiles. ​