ⓘ Arctotherium angustidens es una especie extinta y gigante de oso de cara corta, perteneciente al género Arctotherium, de la familia de mamíferos placentarios Ur ..

                                     

ⓘ Arctotherium angustidens

Arctotherium angustidens es una especie extinta y gigante de oso de cara corta, perteneciente al género Arctotherium, de la familia de mamíferos placentarios Ursidae. Habitó en el Pleistoceno de América del Sur, entre 1.2 millones a 500 000 años atrás. ​ Junto a Arctotherium bonariense conforma el subgénero Arctotherium.

Es el úrsido más grande que ha existido; parado sobre sus patas traseras, se elevaba a por lo menos 3.3 m de altura, pesaba de 1588 a 1749 kg.

                                     

1. Características generales

Tamaño

De las 5 especies que componían el género Arctotherium, A. angustidens era la única registrada en el Ensenadense y la de mayor tamaño. Incluso es el úrsido más grande que ha existido, superando a los más grandes osos extintos Arctodus y osos de las cavernas Ursus spelaeus, así como a los modernos osos Kodiak Ursus arctos middendorffi y los más grandes osos polares Ursus maritimus.

Con base en las mediciones de los huesos de sus patas, y las ecuaciones utilizadas para estimar la masa corporal, los investigadores dicen que un ejemplar macho de A. angustidens llegaba, parado sobre sus patas traseras, a por lo menos 3.3 m de altura 11 pies, y habría pesado de 1588 a 1749 kg 3500 a 3855 libras; ​

                                     

2. Costumbres

El estudio de la morfología dentaria indica que probablemente predaban activamente sobre la diversa fauna de megaherbívoros pleistocénicos mamíferos de gran tamaño ya extinguidos; por otra parte, las lesiones observadas sobre los dientes indican que también carroñaban los cadáveres de cazados por otros predadores. Probablemente la cacería activa no haya sido la única vía de obtención de carne fresca, puesto que el gran poderío físico y su ferocidad seguramente les permitía disputar el fruto de la cacería a otros grandes carnívoros del Pleistoceno lo que se conoce como cleptoparasitismo como el felino diente de sable. Por comparación con las especies actuales, puede inferirse que consumía también una gran variedad de alimentos tales como insectos, otros pequeños animales, frutas o miel.

Probablemente esta especie utilizaba cuevas como refugio a juzgar por el hallazgo en las cercanías de Mar del Plata de una familia de esta especie, compuesta por una hembra adulta y dos cachorros, dentro de una cueva excavada en sedimentos asignables al Ensenadense. Esto no implica que excavaban las cuevas, sino que probablemente utilizaban las horadadas por otros mamíferos; probablemente edentados extintos como Glossotherium y Scelidotherium.

                                     

3. Extinción

La extinción de este taxón en América del Sur, puede vincularse primariamente la desaparición de los megaherbívoros, sus principales presas, junto a importantes cambios ambientales durante el Pleistoceno.