ⓘ Puente de Arganda. El Puente de Arganda es una estructura de hierro que conecta los términos municipales de Arganda del Rey y Rivas-Vaciamadrid, conservando su ..

                                     

ⓘ Puente de Arganda

El Puente de Arganda es una estructura de hierro que conecta los términos municipales de Arganda del Rey y Rivas-Vaciamadrid, conservando su nombre histórico desde los primeros puentes que datan del siglo XIX. No ofrece su uso al tráfico desde 1964, siendo sustituido por uno de mayor tamaño que aguas arriba da servicio la Carretera Nacional N III. El puente ha sido un punto de conexión entre la ciudad de Madrid y las ciudades del Levante.

La denominación puente de Arganda ha correspondido a diversos puentes ubicados en la zona sobre el río Jarama. En el periodo 1818-1830 hubo una estructura de madera a modo de pasarela, en los 1843-1858 y 1862-1910 hubo una serie de puentes colgantes hasta que finalmente en 1910 se construye el actual.

                                     

1. Historia

El incremento de mercancías hacia la capital procedente de Valencia y del Levante se incrementó desde el siglo XVIII. El cruce del Jarama se realizaba en el siglo XV en una especie de barcas propiedad conjunta entre el Rey y la villa de Arganda. La barca de Arganda, como así se llamaba, permitía el paso de personas y transporte. Realizando el paso a través de dos maromas que estaban unidas entre dos aportaderos ubicados a ambas orillas. En 1834 la propiedad de la barca de Arganda es compartida entre Madrid y Arganda del Rey. Pronto el empleo de este barco sería insuficiente para el servicio de transporte.

                                     

1.1. Historia Primer puente de madera

Se comienza a pensar en la posibilidad de construcción de un puente similar al Puente de la Reina en Aranjuez, finalmente se descarta. Lo costoso de la obra impide que se realice un proyecto de Juan de Villanueva, siendo finalmente los hermanos Francisco y José Díaz ambos naturales de Villaseca de la Sagra los promotores de la idea de un puente de madera construidos por ellos mismos a cambio de un cobro de pontonazgo durante tres lustros pago de derechos por el paso del puente. La idea es aceptada por lo rentable que supone al municipio.

Aprovechando el menor curso del río en los meses de verano se construye la pasarela de madera. Se emplea en ello un tiempo de cuatro meses. En los estribos se coloca piedra extraída de las canteras de la localidad de Valhondo. El puente se pintó de color verde y poseía diez vanos. Este puente se inaugura el 22 de noviembre de 1818 en la casa del pontonazgo. El servicio del puente se establece con normalidad a partir de esta fecha, sin embargo las crecidas del río van socavando lentamente los terrenos de las dos orillas, en algunas zonas las maderas de soporte comienzan a pudrirse comprometiendo todo ello la estabilidad del puente. El 13 de abril de 1831 el puente se desploma y los contratistas, los hermanos Francisco y José Díaz, no renuevan su compromiso. Se regresa al viejo sistema de transporte mediante barca que se mantiene durante una década.

                                     

1.2. Historia Periodo de Puentes Colgantes

Se encarga la construcción de un puente colgante al ingeniero de José María de Lerma que comienza en 1842 y finaliza las obras en 1843. Se inaugura el nuevo puente el 31 de octubre de 1843. El problema fundamental de la construcción de este puente fue la cimentación a lo largo del cauce. Existe un cuadro del pintor Jenaro Pérez Villamil 1850 describiendo estos puentes. ​

                                     

2. Características

El puente se soporta en dos pilas de sillería de 1.25 metros de ancho, estas pilas corresponden a las pilas que trabajaban en los primeros puentes colgantes que hubo en el lecho del puente a mediados del siglo XIX. El puente está compuesto de tres tramos de vigas parabólicas.

                                     

3. El puente en la cultura

El puente ha sido atractivo para numerosos autores que vivieron la guerra civil española, cabe pensar que la defensa del Puente de Arganda fue importante en el transcurso de la Batalla del Jarama, su defensa se había convertido en un emblema. Siendo inspiración a Joris Ivens, con su "Earth of Spain" Tierra Española” y Ernest Hemingway con su novela "Por quien doblan las campanas". Fotógrafas y reporteros de guerra se inspiraron en el escenario del puente, tal es el caso de Gerda Taro. ​ En 1998, el director de producción Fernando Victoria de Lecea de la película ambientada en la guerra civil" La hora de los valientes” que incluye una escena rodada en el Puente de Arganda.