ⓘ Buenaventura Marcó del Pont. Hijo de Buenaventura Marcó del Pont y Mayol y María Catalina de Bori y Llorens. ​ El núcleo de comerciantes gallegos, según la prof ..

                                     

ⓘ Buenaventura Marcó del Pont

Hijo de Buenaventura Marcó del Pont y Mayol y María Catalina de Bori y Llorens. ​

El núcleo de comerciantes gallegos, según la profesora Ofelia Rey Castelao, se encuentra detrás de la creación en 1788 de la creación de la Real Compañía de Seguros Marítimos y Terrestres. La familia Marcó del Pont empezó a financiar proyectos de la Corona con Carlos III y siguió con Carlos IV y Godoy, Fernando VII y su hermano el pretendiente Carlos V. Las cantidades prestadas al Estado y la Corona, según los documentos del listado del letrado que asiste a su hijo Juan José Marcó del Pont y presentados ante el tribunal de Guerra y Marina en la colección de las causas más célebres publicadas por la Sociedad de Jurisconsultos en 1863, desde 1788 hasta 1833 ascendieron a un total de 51 millones de reales, una suma astronómica para la época teniendo en cuenta que tan sólo su enorme palacio conocido como palacio de Buenavista de Hortaleza o actual Parque Clara Eugenia de Madrid con parque y jardín está tasado por los arquitectos Justo de Ibaceta y José Alejandro y Álvarez en 194.000 reales, como aparece en la Gaceta de Madrid en 1839.

La familia Marcó del Pont mantuvo en su día trato constante con personalidades de la época como el virrey de Galicia, Miguel Desmaissières, la duquesa de Osuna, el conde de Alcudia, el conde Negrí, Manuel Godoy, el duque del Infantado, el general José de Palafox o la duquesa de Alba.

La familia Marcó del Pont llegó a tener varias residencias en el país: la Casa Señorial de Calella de Mar, el Pazo de Pousadouro conocido como la Granja de Pousadouro, en Redondela, la Casa Hidalga de Vigo, el Pazo de Lourizán o A Granxa da Serra comprado a los herederos de Francisco Genaro Ángel y Méndez, hermano de su esposa y propietario del pazo, la Casa-Palacio de Hortaleza en Madrid, conocido más tarde como Palacio de Buenavista y el Pazo de Baión o Granxa de Fontán, propiedad de su hija doña Ana Jacoba.

Como regidor de Vigo ordenó, en 1817, la reconstrucción de la Concatedral de Santa María de Vigo, tras su destrucción durante la pasada Guerra de la Independencia Española. Donó personalmente la talla del Cristo de la Victoria la ciudad, que aún día es la imagen religiosa de mayor fervor entre los vigueses.

Se casó con Juana Ángel y Méndez, y tuvo varios hijos:

  • Pedro Ángel, general de brigada y comandante general de Orense.
  • Juan José, consejero de Estado del rey Fernando VII y ministro de Hacienda del pretendiente Carlos V.
  • Francisco Casimiro Marcó del Pont, gobernador real de Chile.
  • Ana Jacoba, esposa de Juan Fontán y de Pueyo, Belvís y Luna.
  • Ramón Genaro, dedicado a los negocios de su padre en Vigo.
  • María Magdalena, dedicada al cuidado de su madre.
  • Ventura Miguel, dedicado a los negocios de su padre en Buenos Aires y síndico del Consulado de Comercio, fundador allí de la Escuela de Náutica, de la Escuela de Dibujo, del Tercio de Gallegos y de la Hermandad de Hijos y Oriundos del Reino de Galicia, hoy Centro Gallego.
  • Manuel María, general de brigada y medalla de oro de la batalla de Bailén.
  • Joaquín y Juan Mateo, que no llegaron a edad adulta.