ⓘ Cañón Paixhans. El Paixhans fue la primera pieza de artillería naval diseñada para disparar proyectiles explosivos. Fue desarrollado por el general francés Henr ..

                                     

ⓘ Cañón Paixhans

El Paixhans fue la primera pieza de artillería naval diseñada para disparar proyectiles explosivos. Fue desarrollado por el general francés Henri-Joseph Paixhans entre 1822 y 1823.

                                     

1. Trasfondo

Los proyectiles explosivos habían sido empleados largo tiempo en la guerra terrestre con obuses y morteros, pero solamente eran disparados en ángulos altos y con velocidades relativamente bajas. Los obuses son peligrosos de manipular y en aquel entonces todavía no se había encontrado la solución para combinar el poder explosivo de los obuses con la gran potencia y trayectoria plana de un cañón de alta velocidad.

Sin embargo, antes de la aparición del radar y las modernas miras ópticas, las trayectorias altas no eran prácticas para combate marino. El combate naval básicamente precisaba de cañones con trayectoria plana para tener alguna probabilidad de impactar el blanco. Por lo tanto, durante siglos la guerra naval consistió en choques entre navíos armados con cañones de trayectoria plana que disparaban balas macizas, que apenas infligían daños localizados incluso en cascos de madera. ​

                                     

2. Mecanismo

En 1822, Paixhans abogaba por el empleo de cañones con trayectoria plana que disparasen proyectiles explosivos contra buques de guerra en su tratado Nouvelle force maritime et artillerie. ​ Los obuses estaban equipados con una mecha que se encendía automáticamente cuando se disparaba el cañón. Luego el obús se encajaría en el casco de madera del blanco, antes de explotar un momento después:

Los primeros cañones Paixhans para la Armada francesa fueron fabricados en 1841. Sus cañas pesaban 4.5 t unas 10.000 libras, demostrando ser precisos a 3.21 km unas 2 millas. En la década de 1840, Francia, Reino Unido, Rusia y los Estados Unidos adoptaron el nuevo cañón naval.

El efecto del cañón en combate fue demostrado durante la Batalla de San Juan de Ulúa en 1838, la Batalla de Eckernförde en 1849 durante la Primera Guerra de Schleswig y especialmente en la Batalla de Sinope en 1853, durante la Guerra de Crimea.

Según la Penny Cyclopaedia 1858:

                                     

3.1. Adopción Francia

En 1827 la Armada francesa ordenó 50 cañones grandes modelo Paixhans a los arsenales de Ruelle y de Indret, cerca de Nantes. El cañón elegido, el canon-obusier de 80 cañón-obús de 80, en francés, fue llamado así porque era de calibre 220 mm y podía dispara una bala maciza de 80 libras. Su caña pesaba 3600 kg y tenía una longitud de 2.80 m, disparando un obús de 23.12 kg. Los cañones se produjeron lentamente y fueron probados a bordo de navíos durante la década de 1830. Formaban una pequeña parte del armamento de grandes navíos, que solamente transportaban dos o cuatro cañones, mientras que pequeños navíos experimentales de vapor iban armados con el más grande canon-obusier de 150 y calibre 270 mm. Por ejemplo, en 1833 el vapor de ruedas Météore iba armado con tres canon-obusier de 80 y seis carronadas pequeñas. Junto a los grandes cañones Paixhans, la Armada francesa también utilizó en gran número un pequeño cañón para obuses de calibre 164 mm, que era el mismo de los cañones y carronadas de 30 libras, a bordo de navíos de primera línea que transportaban más de 30 de estos cañones. ​