ⓘ Clase Queen Elizabeth, 2015. La clase de portaaviones Queen Elizabeth son una clase de dos portaaviones que se construyen para la Royal Navy. El primero de ello ..

                                     

ⓘ Clase Queen Elizabeth (2015)

La clase de portaaviones Queen Elizabeth son una clase de dos portaaviones que se construyen para la Royal Navy. El primero de ellos, el HMS Queen Elizabeth, se prevé que entre en servicio en 2017 y el HMS Prince of Wales en 2020.

La construcción de ambos buques se anunció el 25 de julio de 2007 tras varios años de retrasos por los costes del programa y los contratos se firmaron el 3 de julio de 2008. Los buques desplazarán unas 70 600 toneladas, tendrán 280 metros de largo y un grupo aéreo a medida de mínimo 40 aviones. Por lo tanto serán de lejos los buques de guerra más grandes jamás construidos para la Royal Navy.

El contrato para los buques fue anunciado el 25 de julio de 2007 por el entonces Secretario de Estado de Defensa Des Browne, poniendo fin a varios años de retrasos por problemas de costos y reestructuración de los astilleros navales británicos. ​

                                     

1.1. Historia Requisitos

Los portaaviones de la clase Invencible HMS Invincible R05 de 22.000 toneladas, fueron diseñados para guerra antisubmarina en tiempos de la Guerra fría, para navegar en el Atlántico Norte como parte de una flota combinada de la OTAN; tienen espacio limitado para aviones STOVL que ejercerían tareas de defensa aérea de la flota, con una cubierta lateral extendida. La guerra de las Malvinas de 1982 demostró la necesidad de mantener los portaaviones para apoyar la política exterior del Reino Unido y su influencia en la región.

Desde el final de la guerra fría, los barcos de la clase Invencible han operado en misiones más tradicional de portaaviones: la de proyección de fuerzas. Como resultado, los aviones de ataque Harrier GR7 de la Royal Air Force se han desplegado rutinariamente en los portaaviones, que han sido modificados para llevar más aviones y municiones en particular con la eliminación del sistema defensivo Sea Dart. A pesar de las deficiencias de la clase Invencible en este papel, los estudios oficiales para el reemplazo de los buques no comenzaron hasta 1994.

                                     

1.2. Historia Revisión de la defensa estratégica

En mayo de 1997, el Gobierno Laborista electo, inició la Revisión de Defensa Estratégica SDR que revaluó cada sistema de armas activo o en contratación pública con la excepción del caza avanzado Eurofighter Typhoon y los submarinos de misiles balísticos de la clase Vanguard. El informe, publicado en julio de 1998 llegó la conclusión de que el portaaviones ofrece lo siguiente: ​ La razón dada, fue que, "la conversión a cats and traps’ tenía un coste de en torno al doble de lo originalmente estimado, y no hubiera estado disponible hasta 2023 como muy pronto."

El cambio en el diseño se estimó en £2.000m para el Prince of Wales y cerca de £3.000m en el Queen Elizabeth, ya que los barcos no se habían diseñado para operar ni con catapultas ni cables y en 2005 se había abandonado el compromiso de un diseño flexible que hiciera posible cambiar sin problemas de STOVL a un diseño CATOBAR si fuera requerido por las circunstancias. También se abandonó la decisión al intuir el peligro de una guerra política entre RAF y Royal Navy debido a que la RAF podía presionar para abandonar el F-35 en favor del F-18 Hornet y además forzar la retirada de parte de la flota de Eurofighter Typhoon también en favor del F-18 como avión de ataque. EL tema de que el diseño no fuera ya flexible fue una violación flagrante de los términos del contrato que el gobierno británico prefirió pasar por alto y que condiciona la política de defensa futura.

                                     

2. Diseño

Los buques desplazarán unas 65 600 toneladas, más de tres veces el desplazamiento de la actual clase Invencible. Serán los buques de guerra más grandes jamás construidos en el Reino Unido y los portaaviones más eficaces, a excepción de los de la Marina de Estados Unidos. ​

                                     

3. Grupo aéreo del portaaviones

Se espera que los buques sean capaces de transportar 40 aviones caza navales ligeros, incluyendo 36 F-35 Lightning IIs, así como diferentes tipos de helicópteros) y detección láser y sistema de alerta. Tiene dos puntos duros para el transporte de armas, en la que el modelo HM Mk1 puede llevar cuatro torpedos Sting Ray o cargas de profundidad Mk 11 Mod 3, aunque en la actualidad no puede utilizar los misiles Sea Skua. Las variantes Mk1, Mk3 y 3a pueden montar ametralladoras de propósito general GPMG en hasta cinco lugares en la cabina principal aperturas de puertas y ventanas.

Los Merlins de la Royal Navy han visto acción en el Caribe, en la lucha contra el narcotráfico y en funciones de apoyo por huracanes. También han sido activos en Irak, donde han prestado apoyo a los británicos y a los soldados de la coalición sobre el terreno, así como los compromisos en seguridad marítima en el Golfo Pérsico Norte.

                                     

4. Construcción

Durante un discurso pronunciado el 21 de julio de 2004, Geoff Hoon anunció un retraso de un año para permitir que se resolvieran cuestiones contractuales y de coste. La construcción de los portaaviones se confirmó en diciembre de 2005. La construcción se realizará a través de siete astilleros con la integración de los bloques y ensamblaje en Rosyth. La preparación para la fase de construcción del proyecto se ordenó en otoño de 2007 con las piezas clave de los sistemas de propulsión principal y de emergencia de Wärtsilä para los nuevos portaaviones. ​

El HMS Queen Elizabeth fue "bautizado" el 4 de julio de 2014 en presencia de la reina Isabel II.