ⓘ Pantaleón Rivarola fue un sacerdote argentino, autor del Romance sobre la Reconquista de Buenos Aires en memoria y homenaje la lucha contra las Invasiones Ingle ..

                                     

ⓘ Pantaleón Rivarola

Pantaleón Rivarola fue un sacerdote argentino, autor del Romance sobre la Reconquista de Buenos Aires en memoria y homenaje la lucha contra las Invasiones Inglesas al Río de la Plata y uno de los precursores de la enseñanza de la filosofía en Argentina.

                                     

1. Biografía

Pantaleón Rivarola nació en la ciudad de Buenos Aires el 27 de julio de 1754, hijo de Juan José Rivarola y de Cayetana Villa. Cursó humanidades en su ciudad natal, pasó luego al Colegio de Monserrat en la provincia de Córdoba y finalmente a Chile para estudiar Derecho y Cánones, graduándose de doctor en ambos derechos en la Universidad de San Felipe en 1774. Allí fue nombrado catedrático de Leyes y Notario Mayor del Santo Oficio. Se doctoró en teología en 1776, fue ordenado sacerdote en Charcas y el obispo Francisco Ramos de Herboso lo ordenó presbítero el 20 de octubre de 1778.

Regresó a Buenos Aires a comienzos de 1779 y el 17 de febrero fue nombrado Catedrático de Filosofía del Colegio de San Carlos donde fueron sus alumnos Melchor Fernández, Alejo Castex y Juan José Castelli entre otros. En 1783 el Virrey Juan José de Vértiz y Salcedo lo designó Prefecto de Estudios y catedrático de Sagradas Escrituras en ese establecimiento educativo.

De su actividad como catedrático se conserva una Metafísica basada en apuntes dictados por Rivarola alrededor del año 1780 y recogidos por su alumno José Julián Guerra. Dichos apuntes revelan que Rivarola no sólo estaba al tanto de los principales descubrimentos científicos de su época, sino que prefería y era capaz de aplicar a los problemas físicos las tesis de René Descartes, Isaac Newton, Christian Wolff, Gottfried Leibniz y Pierre Gassendi.

En 1788 Rivarola renunció a su cátedra y obtuvo por concurso el cargo de capellán del 3° Batallón del Regimiento de Infantería de Buenos Aires, el llamado Fijo ". En 1790 compuso y publicó una Novena del glorioso San Martín Obispo, Patrón Principal de la muy Ilustre y Noble Ciudad de la Santísima Trinidad.

En 1805 renunció a su capellanía. Tras las invasiones inglesas de 1806 y 1807 escribió su famoso Romance, dedicado la ciudad y al Cabildo de Buenos Aires, y La gloriosa defensa, dedicada a Santiago de Liniers, ambas publicadas bajo seudónimo e impresas en la Imprenta de los Niños Expósitos en 1807.

También se le atribuye un Breve recuerdo del formidable ataque del exército inglés la ciudad de Buenos Ayres y una Suscinta memoria sobre la segunda invasiòn de Buenos Aires en el mes de julio de 1807.

El historiador jesuita Guillermo Furlong juzgaría a Rivarola como un pensador de valía aunque le negaría talento de poeta y lo calificaría de pésimo versificador.

Su Romance sobre la Reconquista de Buenos Aires, aunque fuere un mal poema, resulta un útil relato histórico de las jornadas de la defensa y la reconquista de la ciudad de Buenos Aires. Está escrito en romance octosilábico, con el propósito confeso de hacerlos más agradables al gusto popular y más fáciles de ser recordados, en sus propias palabras cantables para los labradores, para los artesanos, para las mujeres, en los campos, en los talleres y hasta en las plazas públicas ".

En 1808 fue designado teólogo asistente real agregado al Estado Mayor de Buenos Aires y en ese carácter participó del cabildo abierto del 22 de mayo de 1810. Su voto fue en extremo ambiguo: Que respecto a no estar instruido en los datos suficientes para votar en materia tan ardua, obedece y obedecerá como siempre lo ha practicado a quien represente la autoridad de nuestro legítimo soberano, el señor don Fernando VII".

Adhirió la Revolución de Mayo y contribuyó la formación del ejército auxiliar patriota. Tras la muerte del obispo Benito Lué y Riega en 1812 fue designado vocal de la Junta Conservadora de la Libertad de Imprenta, fue rector del Seminario y contribuyó también al sostenimiento de la Biblioteca Pública.

No obstante, en 1816 de le privó de las licencias de confesar, por considerársele enemigo de la libertad o cuando menos indiferente a su suerte. Falleció en Buenos Aires el 24 de septiembre de 1821 y fue sepultado en la iglesia de San Ignacio Buenos Aires.

Era hermano del sacerdote y jurisconsulto patriota Francisco Bruno de Rivarola.

                                     

2. Bibliografía utilizada

  • Yaben, Jacinto R. 1952. Biografías argentinas y sudamericanas. Buenos Aires: Ediciones Historicas Argentinas.
  • Cutolo, Vicente Osvaldo 1968. Nuevo diccionario biográfico argentino 1750-1930. Buenos Aires: Editorial Elche.
  • Juan María Gutiérrez, Apuntes biográficos de escritores, oradores y hombres de estado de la República Argentina, Imprenta de Mayo, Buenos Aires, 1860
  • Roberts, Carlos, Las invasiones inglesas del Río de la Plata 1806-1807, Emecé Editores, 2000, ISBN 950-04-2021-X, 9789500420211.
  • Núñez, Ignacio, Noticias históricas de la República Argentina, en Biblioteca de Mayo.
                                     

3. Bibliografía adicional

  • Melián, José, Apuntes Históricos, en Biblioteca de Mayo.
  • Reseña Histórica y Orgánica del Ejército Argentino, Círculo Militar, Buenos Aires, 1972
  • Mitre, Bartolomé, Obras Completas, Vol. IV, Historia, Congreso de la Nación, Buenos Aires, 1940.
  • Saguí, Francisco, Los últimos cuatro años de la dominación española, en Biblioteca de Mayo.
  • Holland, Lancelot 1975. Expedición al Río de la Plata Colección Siglo y Medio. Editorial Universitaria de Buenos Aires.
  • Juicio al teniente general Whitelocke, Buenos Aires, Edivión, 2007
  • Comando en Jefe del Ejército, Cronología Militar Argentina, Clío, Buenos Aires, 1983
  • Beruti, Juan Manuel, Memorias Curiosas, Buenos Aires, Emecé, 2001, ISBN 950-04-2208-5.
  • Isidoro J.Ruiz Moreno, Campañas militares argentinas, Emecé, Buenos Aires, 2005