ⓘ Lucanus barbarossa es una especie de coleóptero de la familia Lucanidae. Esta especie carece de nombre vulgar, a diferencia de su congénere el Ciervo volante. E ..

                                     

ⓘ Lucanus barbarossa

Lucanus barbarossa es una especie de coleóptero de la familia Lucanidae. Esta especie carece de nombre vulgar, a diferencia de su congénere el Ciervo volante. Es un endemismo ibero-magrebí, ya que dentro de la región mediterránea, sólo está presente en la Península ibérica y en las montañas del Magreb desde Marruecos hasta Túnez. ​

                                     

1. Descripción

Su tamaño total varía entre los 3 y 4.5 cm incluyendo las mandíbulas. El cuerpo es de color negro brillante, las antenas presentan 10 artejos, siendo el primero escapo largo, y los seis últimos forman una maza o peine antenal. Como es habitual entre los Lucánidos, el dimorfismo sexual es acusado: las mandíbulas de los machos son prominentes, con un ligero diente mediano, y acanaladas en la mitad delantera de su parte superior, mientras que las de las hembras son cortas y el diente mediano está más marcado y dirigido hacia arriba. La cabeza de las hembras presenta un punteado denso y grueso, más acentuado que en los machos. El punteado es más fino y disperso en el pronoto y élitros de ambos sexos. El pronoto de los machos, en vista dorsal, presenta la mayor anchura en su mitad delantera, a diferencia del de las hembras, más ancho en su mitad posterior.

Esta especie coincide en una parte de su área de distribución con el ciervo volante Lucanus cervus. Si bien los machos de ambas especies se diferencian sin dificultad por la morfología de sus mandíbulas, las hembras pueden confundirse. Los principales criterios de diferenciación en este caso son: 1) Los ángulos posteriores pronotales, bien marcados en L. barbarossa, atenuados y redondeados en L. cervus. 2) Número de lamelas antenales: 6 en L. barbarossa, 4 en los ejemplares de L. cervus de la Península Ibérica. 3) Élitros con punteado más denso y tono burdeos en L. cervus, siendo el punteado más fino y disperso en L. barbarossa, con aspecto negro y más brillante.

                                     

2. Biología

Las larvas se alimentan de madera en descomposición en la parte basal y subterránea de árboles o tocones durante varios años. Habitan las partes más frescas y umbrosas de los bosques de robles y encinas, así como los bosques de ribera o bosques-galería, aprovechando los procesos de putrefacción y reblandecimiento de la madera facilitados por hongos que se desarrollan en condiciones de elevada humedad ambiental. ​