ⓘ Santo. Los santos son hombres o mujeres destacados en las diversas tradiciones religiosas por sus atribuidas relaciones especiales con las divinidades o por una ..

                                     

ⓘ Santo

Los santos son hombres o mujeres destacados en las diversas tradiciones religiosas por sus atribuidas relaciones especiales con las divinidades o por una particular elevación ética; este segundo sentido se preserva en tradiciones espirituales no necesariamente teístas.

La influencia de un santo supera el ámbito de su religión cuando la aceptación de su moralidad adquiere componentes universales: por ejemplo, es el caso de Teresa de Calcuta o Gandhi, y, en general, al menos hasta cierto punto, de todos los fundadores de las grandes religiones.

                                     

1. Empleo del término

Los vocablos hebreo y griego para" santidad” transmiten la idea de puro o limpio en sentido religioso, apartado de la corrupción. La santidad de Dios denota su absoluta perfección moral.

En español se utiliza la palabra santa delante del nombre de una mujer por ejemplo, Santa Ana de Nazareth. Cuando se trata de un hombre se utiliza siempre la apócope san, con las excepciones de Santo Tomé, Santo Toribio, Santo Tomás y Santo Domingo, en las que se emplea el término completo ​ la principal virtud de los santos es, consecuentemente, su capacidad para amar a Dios y a los demás seres humanos. La religión cristiana considera además que toda la humanidad está llamada a ser santa y a seguir a los santos, que representan el ejemplo de creencia y seguimiento de Dios, cuya vida puede resumirse en un solo concepto: el amor al ser supremo.

En la Iglesia católica el reconocimiento de un "santo" se produce después de un proceso judicial llamado canonización. Actualmente, solo el papa, a quien se llama protocolariamente "Su Santidad", puede determinar la santidad de fieles católicos. Este proceso tiene análogos en algunas otras confesiones cristianas.

En el budismo, al no existir el concepto de Dios, un santo es una persona iluminada o cercana la iluminación y, por consiguiente, al Amor Universal. De este modo, es su karma el que determina su grado de pureza espiritual, el cual puede ser verificado por medios metafísicos percepción extrasensorial de los chakras por otros santos. Al orar y fijar el pensamiento en una figura santa o en algo relacionado con ella, se entra en conexión metafísica respecto a determinado campo de la conciencia con lo que representa dicha figura y con todos los que estén y hayan estado pensando u orando sobre lo mismo. Así, estas figuras se realizan desde tiempos ancestrales con colores vivos y detalles característicos invariables para, según la creencia, facilitar una imagen mental común. Por lo tanto, el objetivo no es realmente venerar lo sagrado, sino entrar en conexión con la conciencia universal, aunque, para evitar el apego, no suele recalcarse ningún objetivo. Actualmente, y para santos aún vivos o de vida reciente, se usan también fotografías.

Por otro lado, si bien la mayor parte de las religiones de la India tienen a menudo tendencias sincretistas, no es así en los tres grandes monoteísmos judaísmo, cristianismo e Islam, que conciben la santidad encuadrada en una pertenencia comunitaria o sacramental. El islam y el cristianismo protestante rechazan incluso la noción de santo y el culto dedicado a los seres humanos. Esto no impide, no obstante, al islam popular haber desarrollado, al margen de las corrientes oficiales y cultas, un fervor en torno a las tumbas de los santos.

                                     

2.1. Cristianismo Iglesia primitiva

La Iglesia afirma, desde sus orígenes, siguiendo la tradición judaica, que sólo Dios es santo. Sin embargo, por el hecho del bautismo y la adopción que conlleva, los cristianos son asociados y llamados la santidad, que es una vocación universal.

El apóstol Pablo designaba como santos a los cristianos que vivían en una ciudad determinada, expresando la santidad como el estado de comunión con Dios, en la Iglesia, por el bautismo. Poco a poco, la noción de santo se iría ampliando, y numerosas personalidades locales de la Iglesia primitiva y de las nuevas poblaciones cristianizadas adquirirían la reputación de la santidad.

La veneración de los santos fue una característica de los primeros cristianos, que oraban y pedían la intercesión de los mártires. De entre las devociones que figuran en los primeros siglos del cristianismo se encuentra la de María, madre de Jesucristo: el papiro Rylands 470, cuyo original se conserva en la Biblioteca Universitaria John Rylands, ​ uno de los Treinta y Nueve Artículos de la Iglesia de Inglaterra" Del Purgatorio” condena la" Doctrina católica concerniente a…la invocación de santos” como" una cosa fútil vanamente inventada, sin fundamento en la Escritura, y más bien repugnante la Palabra de Dios”. Sin embargo, cada una de las 44 iglesias miembro de la Comunión Anglicana son libres de adoptar y autorizar sus propios documentos oficiales, y los Artículos no son oficialmente normativos en todos ellos. Los Anglo-Católicos de las provincias anglicanas que usan los Artículos hacen a menudo una distinción entre una doctrina" católica” y una" patrística” con relación la invocación de los santos, permitiendo la última.

En contextos de la Iglesia alta, tales como el anglo-catolicismo, un santo es generalmente alguien a quien se le atribuye y a quien generalmente se le ha demostrado un alto nivel de santidad. Según este uso, un santo no es, por consiguiente, un creyente, sino alguien que ha sido transformado por la virtud. En el catolicismo, un santo es una señal especial de la actividad de Dios. La veneración de los santos a veces es malentendida como adoración, en cuyo caso es denominada con sorna" hagiolatría”.

Algunas iglesias anglicanas, particularmente los anglo-católicos, personalmente piden plegarias de los santos. Sin embargo, tal práctica rara vez se halla en una liturgia anglicana oficial. Ejemplos inusuales se encuentran en la Liturgia Coreana 1938, la Liturgia de la Diócesis de Guinea 1959 y el Libro de la Oración Inglesa Melanesia.

Los anglicanos creen que el único mediador efectivo entre el creyente y Dios el Padre, en términos de redención y salvación, es Dios el Hijo, Jesucristo. El Anglicanismo Histórico ha hecho una distinción entre la intercesión y la invocación de los santos. La primera era generalmente aceptada en la doctrina anglicana, mientras que la última era generalmente rechazada. Algunos, sin embargo, en el Anglicanismo sí piden la intercesión de los santos. Quienes piden a los santos interceder por ellos hacen una distinción entre" mediador” e" intercesor”, y alegan que pedir plegarias de los santos no es diferente en esencia de pedir plegarias a cristianos vivos. Los anglicanos católicos entienden la santidad de una manera más católica u ortodoxa, a menudo pidiendo intercesiones de los santos y celebrando sus fiestas.

Según la Iglesia de Inglaterra, un santo es aquel que está santificado, como se traduce en 2 Crónicas 6:41 de la Versión Autorizada del rey Jacobo:

Now therefore arise, O Lord God, into thy resting place, thou, and the ark of thy strength: let thy priests, O Lord God, be clothed with salvation, and let thy saints rejoice in goodness.

En la Biblia, solamente una persona es expresamente llamada santo:" Cuando en el campamento tuvieron envidia de Moisés y de Aarón, el santo del Señor”. Salmo 106:16. El apóstol Pablo se autodeclaró" menos que el más pequeño de todos los santos” en Efesios 3:8.

                                     

2.2. Cristianismo Protestantismo

En la Comunión Anglicana, mencionada anteriormente, y en las denominaciones luterana, presbiteriana y metodista, los santos son respetados e incluso existen iglesias con nombres de algunos santos, destacándose entre los luteranos aquellos a los que atribuyen haber jugado un papel importante en su evangelización: santa Brígida en Suecia, san Olaf en Noruega, o entre los metodistas y presbiterianos, de herencia de las Islas Británicas, los de los patrones de esos países, como San Andrés, San Patricio, San Jorge, de los cuatro evangelistas, San Mateo, San Lucas, San Marcos y San Juan, de los doce apóstoles, especialmente San Pedro, y del Apóstol de los gentiles, San Pablo. También hay iglesias de esas denominaciones denominadas" de todos los Santos”.

El resto del protestantismo se distingue especialmente del catolicismo y la ortodoxia por su rechazo del culto de los santos y de sus reliquias. La acepción de la palabra santo como sinónimo de cristiano es la más corriente entre los protestantes, que insisten en la afirmación de que sólo Dios conoce a los que le pertenecen. Por ello, se abstienen de declarar a nadie particularmente santo.

El protestantismo más clásico suele llamar santos a los personajes del Nuevo Testamento, sin que ello dé lugar a ningún culto, no creen en la santidad de los evangelistas, por ello les quitan el Título de San. Las posteriores asambleas fundadas por hombres que se hacían a una parte de la doctrina de la iglesia Cristina y bajo nombres como Evangélicos, Pentecostales, TDJ, Adventistas, etc cada cual crea de acuerdo a las denominaciones que se desprenden de ellas y la interpretación de cada pastor que funda una nueva asamblea. criterios sobre la Santidad muy difíciles de unificar.



                                     

2.3. Cristianismo Mormones

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fundada y edificada por Joseph Smith reclama que es la misma iglesia que Cristo estableció y que ha sido restaurada en nuestros días en preparación para la segunda venida del Salvador. Y de ahí, como su nombre indica, la Iglesia dice que sólo se diferencia de la Iglesia primitiva en que los santos, o los miembros de la iglesia, viven en estos, los últimos días.

Elder Russell M. Nelson, miembro del Quórum de los 12 apóstoles de dicha iglesia, clarificó la definición de la Iglesia de un santo de la siguiente manera:

                                     

3.1. Otras religiones Judaísmo

El término hebreo para la santidad en hebreo, קדושה ‎ qedušah significa "apartamiento" o "separación". En la religión hebrea, lo "santo" es lo "diferente" o "apartado", y en ese sentido Yahvé es "santo", distinto del mundo profano. Los objetos y las personas se "santifican" por su relación con Dios, habitualmente a causa de la elección divina, o por una ofrenda especial hecha la divinidad. Así, por ejemplo, el "Lugar Santísimo" del Templo de Jerusalén era el santuario más reservado del mismo, separado espacialmente del resto de los atrios, para significar su propiedad especial por parte de Dios, y esta "santidad" se extendía a Jerusalén, la "ciudad santa", los "días santos" reservados para el culto a Yahvé, y también se extiende al pueblo hebreo elegido por Dios para recibir la Ley y transmitir las profecías bíblicas. ​

                                     

3.2. Otras religiones Diáspora africana

La santería cubana, el vudú haitiano, la umbanda y el candomblé brasileños, así como otras religiones sincréticas adoptaron los santos católicos, o al menos sus imágenes, y les aplicaron sus propias deidades. Son adorados en iglesias donde aparecen como santos y en festivales religiosos, donde aparecen como las deidades. El nombre santería era originalmente un término peyorativo para aquellos cuya adoración de los santos se había desviado de las normas católicas.



                                     
  • Santo Domingo oficialmente llamada Santo Domingo de Guzmán es un municipio, ciudad del Distrito Nacional y capital de la República Dominicana. La ciudad
  • cuales se cree en la intercesión de los santos el santo patrón o santo patrono o simplemente patrono es un santo que tiene una afinidad especial con una
  • Espírito Santo - en español: Espíritu Santo - es uno de los veintiséis estados que, junto con el distrito federal, forman la República Federativa del Brasil
  • Anexo: Celebraciones del Sábado Santo Año litúrgico Semana Santa Vigilia Pascual Tiempo, Casa Editorial El. SÁBADO SANTO FIESTA DE LUZ Y FE El Tiempo
  • La Iglesia del Santo Sepulcro en latín, Ecclesia Sancti Sepulchri también conocida como Basílica del Santo Sepulcro, Iglesia de la Resurrección o Iglesia
  • conmemora, en la noche del Sábado Santo al Domingo de Pascua, la Resurrección de Jesucristo. Los Santos Oficios del Jueves Santo se celebran a las 21: 00, a la
  • semanal Santo El Enmascarado de Plata Una aventura atómica editada por José G. Cruz y que llegó a vender miles de ejemplares semanales. Pero El Santo se
  • Santo Tomé y Príncipe Campeonato Nacional Santo Tomé y Príncipe en los Juegos Olímpicos Portal: Santo Tomé y Príncipe. Contenido relacionado con Santo
  • La primera parte de la Semana Santa cristiana llega a su fin con la celebración del Miércoles Santo El Miércoles Santo marca el final de la Cuaresma
  • Santo Tomé portugués: São Tomé es la capital de la isla homónima, del distrito de Água Grande y del estado de Santo Tomé y Príncipe, en África Occidental