ⓘ Juan de Salmerón fue oidor de la Segunda Audiencia, que gobernó el virreinato de la Nueva España de 23 de diciembre de 1530 hasta el 14 de noviembre de 1535, fe ..

                                     

ⓘ Juan de Salmerón

Juan de Salmerón fue oidor de la Segunda Audiencia, que gobernó el virreinato de la Nueva España de 23 de diciembre de 1530 hasta el 14 de noviembre de 1535, fecha que en la que Antonio de Mendoza fue nombrado primer Virrey del virreinato de la Nueva España. Figura junto a fray Toribio de Benavente y al obispo Julian Garcés el gran promotor y realizador de la obra fundacional de Puebla, uno de los primeros establecimientos europeos en el Nuevo Mundo.En la actualidad existe un descendiente directo que ejerce el cargo de vicerrector de la Universidad de Valladolid en Soria.

                                     

1. Trayectoria

Antes de llegar al Nuevo Mundo, Salmerón obtuvo el grado de doctor y fue consejero del Emperador Carlos V. Más tarde fue Alcalde de Castilla de Oro, en América Central.

Después del desastre que representó la actuación de la Primera Audiencia en la Ciudad de México, el Emperador Carlos V escogió a cinco distinguidos representantes para reemplazarlos en una Segunda Audiencia. La Segunda Audiencia fue nombrada conforme a cédula real fechada el 12 de enero de 1530. Estaba formada por el obispo Sebastián Ramírez de Fuenleal, Francisco Ceinos, Alonso de Maldonado y Vasco de Quiroga como oidores. Todos eran honestos honorables y competentes. Beltrán de Guzmán se encontraba ausente de la capital pero los otros dos oidores corruptos fueron enviados a España como prisioneros.

Cuando fray Ramírez de Fuenleal decidió fundar una ciudad para el descanso de los viajeros entre Veracruz y México, fray Toribio de Benavente y el oidor, licenciado Salmerón fueron comisionados para realizar la obra fundacional. Ellos, junto con un puñado de vecinos y con un gran número de indígenas trabajadores, establecieron la colonia. El mismo Fray Toribio de Benavente declaró que la misa de fundación se había realizado el 16 de abril de 1531.

Salmerón llevó a cabo repartimientos de tierras en el Valle de Atlixco y en la recién fundada colonia. El primer repartimiento se dio el 5 de diciembre de 1532 entre los primeros 34 vecinos. Salmerón hizo la división en la presencia de los jefes indígenas Don Pedro Señor de Huejotzingo, Don Juan, gobernador del mismo lugar, don Pedro Señor de Calpan y Atlixco y muchos otros señores y principales de los mencionados pueblos. Testigos de estos actos fueron fray Jacobo de Testera, del convento de Huejotzingo, el Notario Público Francisco de Orduña y fray Diego de la Cruz de Cholula.

En agosto de 1531, el licenciado Salmerón solicitó privilegios especiales para el asentamiento de Puebla. La Corona española le concedió el nombre de "Puebla de los Ángeles" eximiéndola al mismo tiempo del pago de alcabalas por espacio de treinta años. Estos privilegios fueron concedidos mediante cédual real de fecha 20 de marzo de 1532.