ⓘ Torreón del Monje. El Torreón del Monje es uno de los íconos de la ciudad balnearia Argentina de Mar del Plata. Se trata de un edificio de influencias góticas, ..

                                     

ⓘ Torreón del Monje

El Torreón del Monje es uno de los íconos de la ciudad balnearia Argentina de Mar del Plata. Se trata de un edificio de influencias góticas, construido sobre las rocas de la Punta Piedras en 1904, donde funciona actualmente una confitería. Antes fue conocido como Torre Pueyrredón, y antes como el Belvedere.

                                     

1. Historia

Hacia comienzos del siglo XX, el pueblo de Mar del Plata estaba definido como el destino favorito de la clase alta de Buenos Aires, que comenzaba a construir allí sus chalets de lujo en donde pasaban las extensas vacaciones de verano, que duraban cuatro meses. Uno de los veraneantes miembros de la burguesía era Ernesto Tornquist, empresario y estanciero, que se dedicó a realizar numerosas obras públicas en Mar del Plata, embelleciendo la ciudad que había elegido para establecer su casa de conchal.

Así, y quizás buscando dotar al lugar de un edificio que transmitiera encanto e intriga a los visitantes, decidió financiar la construcción de un mirador. Para darle al edificio mayor misterio, encargó al arquitecto Carlos Nordmann que fuera de estilo medieval, recordando a las antiguas fortalezas o castillos europeos. Empleó para ello la firma constructora del italiano José Fontana.

                                     

1.1. Historia Leyenda

Pero Tornquist, no se contentó con donar el mirador, sino que además quiso dotarlo de una historia que le sumara misticismo a Mar del Plata, pueblo que había sido fundado recién en 1874, por Patricio Peralta Ramos. Así hizo difundir un texto, atribuido al cronista Padre Antonio Santillán y supuestamente escrito en 1695, aunque en realidad estaba inspirado en una obra del chileno Alberto del Solar. Se dijo que había sido hallado en un cofre dentro de una recámara en la piedra, por uno de los obreros que picaban la roca para crear la base lisa donde se construiría el torreón.

Según el relato, en el mismo lugar del futuro mirador había existido una fortaleza construida por el Padre Ernesto Tornero cuyo nombre se asemejaba al de Tornquist, perteneciente la Orden de los Calvos, asentada por esos tiempos en la actual Laguna de los Padres, con el objetivo de defender la reducción de indios que dirigía. La historia era el romance entre el soldado Alvar Rodríguez, que custodiaba desde la fortaleza costera, y la india Mariña, que vivía en la reducción de los padres. El cacique Rucamará constantemente intentaba vencer la fortaleza y tomar el control del asentamiento, hasta que finalmente lo logró y expulsó a los españoles, asentándose durante años y quedándose con Mariña, quien se transformó en su mujer favorita, aunque ella seguía enamorada de Alvar.

Finalmente, otra de las mujeres de la tribu, celosa de la preferencia de Rucamará, adormeció al cacique y a su favorita y pactó con los españoles para que atacasen la fortaleza. Alvar Rodríguez se enfrentó a caballo con Rucamará, quien tomó a Mariña sobre su corcel y emprendió la huida. Al quedar sin escapatoria, saltó a caballo desde las rocas hacia el mar, llevándose consigo la muchacha que amaba al soldado. ​