ⓘ Eduardo Kaunitz de Holmberg. El barón Eduardo de Holmberg fue un militar y botánico austríaco, que combatió en el bando independentista en la guerra de Independ ..

                                     

ⓘ Eduardo Kaunitz de Holmberg

El barón Eduardo de Holmberg fue un militar y botánico austríaco, que combatió en el bando independentista en la guerra de Independencia Argentina.

Hijo de Eduard Kaunitz von Holmberg y Henrietta von Elzen, ​ Holmberg había cursado sus estudios militares en Prusia entre 1794 y 1795. Sirvió durante las Guerras Napoleónicas en las tropas del ducado de Berg y posteriormente en las Guardias Valonas de España. Trabó entonces relación con José de San Martín, José Matías Zapiola y Carlos María de Alvear.

Hacia 1812 se trasladó al río de la Plata en la fragata inglesa George Canning, junto a José de San Martín, José Matías Zapiola y Carlos María de Alvear, atraído por la posibilidad de sumarse la lucha por la independencia. Su llegada, el 9 de marzo, fue comentada en la Gazeta de Buenos Ayres unos días más tarde:

Aficionado la botánica, traía en su equipaje numerosas colecciones de bulbos de plantas florales que eran desconocidas en la Argentina.

Inmediatamente, el 20 de marzo de 1812, se sumó al Ejército del Norte, con el grado de teniente coronel, comandando la artillería del general Manuel Belgrano. Trabó excelente relación con el patriota y participó en dos sucesivas victorias contra los realistas, asistiendo al mayor general Eustoquio Díaz Vélez en la Batalla de Las Piedras 1812 - el 3 de septiembre - y luego al propio Belgrano en la de batalla de Tucumán - el día 24 de ese mismo mes - pero las enemistades con otros oficiales hicieron que abandonara el Ejército del Norte después de esta última contienda.

Siguió la guerra contra los realistas en el frente de Montevideo, donde en 1813 fundó la primera compañía de Zapadores del Ejército Argentino.

A comienzos de 1814 se vio involucrado en el inicio de las guerras civiles argentinas cuando el Directorio de las Provincias Unidas del Río de la Plata le encargó la captura de José Gervasio Artigas, pero cayó en la batalla de Espinillo frente a Fernando Otorgués, que respetó su vida y lo liberó finalmente junto a su lugarteniente, Hilarión de la Quintana.

Poco más tarde contrajo matrimonio con Antonia Balbastro, la prima de Alvear; su hijo Eduardo Wenceslao seguiría también la carrera militar, siendo ayudante de campo de Juan Galo Lavalle.

Holmberg fue uno de los pioneros de la telegrafía en el país. En 1815 presentó a el Cabildo de Buenos Aires el "Plan de un telégrafo para la comunicación de los Pueblos interiores", proyecto mucho más prosaico que el presentado por Santiago Spencer Wilde ese mismo año. Descarta por oneroso el sistema de Chappe y propone:

De noche, se utilizarían globos iluminados utilizando

El gobierno de la provincia de Buenos Aires le encomendó en 1821 la construcción de fuertes para tratar de contener el ataque de malones indios en el sur de la frontera.

En 1826 Holmberg luchó en la Guerra del Brasil bajo las órdenes de su antiguo compañero de armas, el general Alvear.

Falleció en Buenos Aires en 1853, poco después del nacimiento de su primer nieto, Eduardo Ladislao, quien sería posteriormente uno de los más grandes naturalistas argentinos.