ⓘ Beltrán I del Balzo. Beltrán del Balzo fue el tercer hijo de Raimundo Rambaud del Balzo y Estefanía de Gévaudan. Fue el primer príncipe de Orange y recuperó el ..

                                     

ⓘ Beltrán I del Balzo

Beltrán del Balzo fue el tercer hijo de Raimundo Rambaud del Balzo y Estefanía de Gévaudan. Fue el primer príncipe de Orange y recuperó el señorío del Balzo que se encontraba ocupado por el conde de Barcelona. Se casó con una trovadora de noble cuna llamada Tiburge, hija de Tiburge I de Orange y Guillermo de Aumelas, condes de Orange. ​

                                     

1. Títulos nobiliarios

A finales del siglo XII, el Sacro Imperio Romano Germánico se encontraba en su punto álgido, al mismo tiempo las ciudades-estado del norte de Italia que dependían del Imperio alcanzaban una cada vez mayor autonomía, en virtud de la prosperidad económica que allí reinaba. En estas circunstancias, en 1171 el emperador Federico I decidió cederle al Condado de Orange la autonomía nominal y elevarlo al título de Principado. A su vez designó como titulares del mismo a Beltrán y Tiburge, finalizando así con la dinastía de la Primera casa de los condes de Orange-Niza. El último conde de dicha familia fue el trovador Raimbaut de Orange, hermano de Tiburge, quien estaba al frente del mismo desde que muriera su madre en 1150, pero desde 1160 se dedicaba casi exclusivamente a sus composiciones artísticas. Tras la muerte del mismo, ocurrida en 1173, Beltrán y Tiburge asumieron el título de manera oficial. ​

En 1175, mediante un acuerdo con Ramón Berenguer, consigue recuperar el Señorío del Balzo para su familia, tras trece años de ocupación de la Casa de Barcelona como resultado de las Guerras Balcenques. Este hecho fue vital para evitar la completa extinción de la Casa del Balzo. Dado que su hermano Hugo, legítimo señor del Balzo, rechazó el honor, Beltrán hereda el título. A su vez, en 1177 obtiene varios privilegios del emperador, entre ellos el poder acuñar monedas de oro, plata o estaño y desplegar insignias, en la región comprendida entre los Alpes y el Ródano, y entre el Río Isere y el Mar Mediterráneo.

                                     

2. Su familia

Según consta en el testamento de Raimundo IV de Tolosa firmado en Mont Pèlerin el 31 de enero de 1105, Raimundo, el padre de Beltrán, participó junto a él en la Primera Cruzada. Raimundo era un hombre muy rico, fue señor de 79 sitios entre villas, comunas, castillos y plazas fuerte, que en conjunto eran conocidas en su época como las tierras Balcenques.

El nombre de Raimundo ya aparece en una carta fechada en 1091, donde dice que Guillermo del Balzo donó una propiedad para la construcción de la Iglesia de San Trófimo en Arlés, en consentimiento con su esposa Vierne y sus hijos Hugo y Raimundo. ​

Raimundo se casó con Estefanía en 1116. Ambos figuran como "hijos" de Guillermo del Balzo en una carta de donación al priorato de San Gil para la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén en mayo de 1121. Raimundo es visto como el fundador de la Abadía de Silvacane, pero fue Beltrán quien comenzó su construcción. Por obra de su hijo, el cuerpo de Raimundo yace en dicha abadía.

Estefanía era hija de Gilberto I de Gévaudan, vizconde de Millot y Lodeva, conde de Gévaudan y, merced a su casamiento con Gerberga de Provenza, conde de Provenza. Ella era hija de Godofredo I de Provenza, hermano de Ramón Berenguer III, conde de Barcelona. Estefanía cedió el señorío del Berre a su hermana Dulce en 1116; mas al morir ella en 1127, los territorios pasaron a su marido que reclamó para sí el Condado de Provenza, lo que dio origen a las Guerras balcenques 1144-1162. Durante 18 años se enfrentaron las casas del Balzo y Barcelona, culminando el conflicto, pese la gran resistencia local, con el traspaso de la mayor parte de los territorios provencianos a manos de la Casa de Barcelona. Éste sería el primer avance de dicha dinastía sobre las costas del Mar Mediterráneo.

                                     

3. Vida

Primeros años

La mayor parte de su juventud trascurrió durante al trascurso de las Guerras balcenques, pues el conflicto armado comenzó teniendo él 7 años.

De su infancia no se conservan datos, pues los registros más antiguos suyos que existen hacen referencia a su presencia pública, la cual comienza tras la muerte de su padre en 1150. Raimundo realizó ese año un viaje a Barcelona junto a su esposa, sus hijos y el padre de Estefanía. Allí firmó el armisticio al primer conflicto armado de las Guerras balcenques junto con Ramón Berenguer IV, el conde de Barcelona. Pero el esfuerzo le costó la vida, muriendo durante el viaje de regreso a Provenza. ​

Tras su muerte, el principado fue compartido por su esposa y su hijo mayor quienes cedieron la mayor parte de sus propiedades a los hospitalarios de Jerusalén.

                                     

4. Numismática

Se conocen monedas anónimas del Principado de Orange con la leyenda Princeps, que llevan una L cruzada, exactamente igual a las acuñadas en Lyon. Para M. Cartier son las primeras pruebas de acuñación de moneda en esa zona. Dichas piezas pueden ser atribuidas tanto a Beltrán del Balzo como a su hijo Guillermo. ​

                                     

5. Descendencia

Beltrán y Tiburge tuvieron cinco hijos: ​

  • Hugo 1173 - 1240, señor del Balzo y vizconde de Marsella.
  • Hermelina del Balzo muerta después de 1219 abadesa del monasterio San Salvador de Marsella.
  • Beltrán muerto en 1201, señor de Berre, Meyrargues, Puyricard y Mariñán.
  • Guillermo ca. 1155 - Aviñón, 1218.
  • Tiburge del Balzo casada con Lambert Ademar de Monteil, señor de Montélimar acrónimo de Ademar de Monteil.