ⓘ Herguijuela de la Sierra es un municipio y localidad española de la provincia de Salamanca, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Se integra dentro de la ..

                                     

ⓘ Herguijuela de la Sierra

Herguijuela de la Sierra es un municipio y localidad española de la provincia de Salamanca, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Se integra dentro de la comarca de la Sierra de Francia. Pertenece al partido judicial de Béjar y la Mancomunidad Sierra de Francia. ​

Su término municipal está formado por las localidades de Herguijuela y Rebollosa, ocupa una superficie total de 31.52 km² y según los datos demográficos recogidos en el padrón municipal elaborado por el INE en el año 2017, cuenta con una población de 271 habitantes.

Su término municipal se encuentra dentro del Parque natural de Las Batuecas-Sierra de Francia.

                                     

1. Geografía

Clima

Herguijuela de la Sierra tiene un clima mediterráneo Csa ​ templado con verano seco y caluroso en la frontera con un clima Csb templado con verano seco y templado según la clasificación climática de Köppen.

                                     

2. Demografía

Según el Instituto Nacional de Estadística, Herguijuela de la Sierra tenía, a 31 de diciembre de 2018, una población total de 264 habitantes, de los cuales 149 eran hombres y 115 mujeres. Respecto al año 2000, el censo refleja 326 habitantes, de los cuales 162 eran hombres y 164 mujeres. Por lo tanto, la pérdida de población en el municipio para el periodo 2000-2018 ha sido de 62 habitantes, un 19% de descenso.

El municipio se divide en dos núcleos de población, la propia localidad de Herguijuela de la Sierra, que reúne la mayor parte del registro poblacional, y el anejo de Rebollosa. De los 264 habitantes censado en 2018, 39 lo eran en Rebollosa, de los cuales 24 eran hombres y 14 mujeres.

                                     

3. Historia

Sus orígenes se remontan la repoblación llevada a cabo en la Edad Media por los reyes de León, siendo donado en 1188 por el rey Alfonso IX de León al arzobispado de Santiago de Compostela ​