ⓘ Manuel María Barbosa du Bocage, poeta portugués, posiblemente el mayor representante de la Arcadia lusitana. ..

                                     

ⓘ Manuel María Barbosa du Bocage

Manuel María Barbosa du Bocage, poeta portugués, posiblemente el mayor representante de la Arcadia lusitana.

                                     

1. Biografía

Su padre, José Luís Soares de Barbosa, realiza importantes trabajos judiciales y administrativos, y su madre, Mariana Joaquina Xavier l’Hedois Lustoff du Bocage, es la hija de un vicealmirante portugués de origen francés que tomó parte en la Batalla de Matapán.

Barbosa comienza a escribir poesía en la infancia y al tener algo de niño prodigio hace que crezca adulado, tímido e inestable. No se sabe qué estudios tuvo, aunque se deduce por su obra que estudió los clásicos y las mitologías griega y latina, y que estudió francés y latín. Su infancia es infeliz, pues con seis años su padre es encarcelado por deudas con el Estado y permaneció así seis años. Mientras, su madre fallece cuando él tenía diez años. Posiblemente herido por un amor no correspondido, con 14 años deja la escuela ​ a bordo de la Nossa Senhora da Vida, Santo António e Madalena, que hace escala en Río de Janeiro finales de junio y en la isla de Mozambique principios de septiembre y llega la India el 28 de octubre de 1786. En Pangim frecuenta de nuevo los estudios regulares de oficial de marina. Es destinado a Damão, pero deserta embarcando para Macao. Extrañamente no es castigado al volver a Lisboa a mediados de 1790.

La siguiente década es la de su mayor producción literaria y también de vida bohemia y aventurera. En 1790 es invitado a unirse la Academia de las Bellas Letras de Nueva Arcadia, donde adopta el seudónimo de Elmano Sadino. Pero al poco ya escribía feroces sátiras contra sus compañeros. En 1791, se publica la primera edición de Rimas.

Dominaba entonces Lisboa el intendente de polícia Pina Manique, quien decidió poner orden en la ciudad, por lo que el 7 de agosto de 1797, dio orden de encarcelar a Bocage por ser" de costumbres desordenadas”. Estuvo preso en Limoeiro hasta el 14 de noviembre de 1797, entrando luego en los calabozos de la Inquisición, en Rossio la actual Plaza de Don Pedro IV.

Permanece hasta el 17 de febrero de 1798, de donde va al Real Hospício das Necessidades, dirigido por la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri, tras de una breve estancia en el Convento de los Benedictinos. Durante este largo periodo de detención, Bocage cambió su actitud y comenzó a trabajar seriamente como redactor y traductor. Fue puesto en libertad el último día de 1798.

De 1799 a 1801 trabajó sobre todo con Fray José Mariano da Conceição Veloso, un fraile brasileño, políticamente bien situado en las obras de caridad del intendente de policía Pina Manique, que le dio muchos trabajos para traducir. A partir de 1801 y hasta su muerte el 21 de diciembre de 1805 vive en una casa alquilada por él en el Barrio Alto de Lisboa.