ⓘ Matías Ramos Mejía y Segurola, fue un hacendado y militar argentino, que participó de las guerras civiles de su país, en el bando unitario. ..

                                     

ⓘ Matías Ramos Mejía

Matías Ramos Mejía y Segurola, fue un hacendado y militar argentino, que participó de las guerras civiles de su país, en el bando unitario.

                                     

1.1. Biografía Familia

Hijo de María Antonia de Segurola y Rojas y del acaudalado y excéntrico estanciero Francisco Hermógenes Ramos Mejía, fue bautizado el 25 de febrero de 1809, en la parroquia de la Inmaculada Concepción del Buen Viaje, en Morón. ​

Fue edecán de su primo hermano, el presidente boliviano José Ballivián. Participó en la invasión del coronel Anselmo Rojo a Jujuy en 1846, que fracasó por exceso de oficiales y falta de soldados. Después pasó a Chile, y de allí a Montevideo.

Regresó a Buenos Aires después de la batalla de Caseros y fue juez de paz del partido de Monsalvo. Apoyó la revolución del 11 de septiembre de 1852 y fue ascendido al grado de coronel. Su estancia principal, Mariancul, era una parte de la que había sido de su padre. Desde allí dirigió la resistencia contra la revolución de Hilario Lagos, en diciembre, pero su regimiento – con sede en Chascomús – se plegó a los federales.

Fue enviado desde Buenos Aires hacia el Tuyú, como segundo del coronel Pedro Rosas y Belgrano, que debía reunir las tropas leales al gobierno porteño, y dispersó una avanzada federal en el combate de Lastra. Días más tarde, Luchó en la batalla de San Gregorio y fue tomado prisionero. Recuperó la libertad cuando fue levantado el sitio de Buenos Aires.

Fue comandante de los partidos de Tuyú, Ajó, Mar Chiquita y el Vecino, cargo que ocupó hasta su renuncia en 1858. Colaboró con el gobierno organizando y financiando compras de caballos para las guerras contra la Confederación Argentina. Participó en las batallas de Cepeda y Pavón.

Pasó los años siguientes dedicado la administración de sus campos y a participar en política, siendo diputado provincial y varias veces juez de paz.

Participó en la revolución de 1874, en apoyo del expresidente Bartolomé Mitre, y participó en la batalla de La Verde, en que resultó seriamente herido. Fue dado definitivamente de baja y dedicó sus últimos años la ganadería, especializándose en la cría de caballos.

Falleció en Buenos Aires el 11 de junio de 1885. Fue el padre del médico, escritor, historiador y político José María Ramos Mejía.