ⓘ Mariano Benavente. Hijo primogénito de una modesta familia murciana, desde muy pronto dio testimonio de laboriosidad y dotes intelectuales poco comunes. Marchó ..

                                     

ⓘ Mariano Benavente

Hijo primogénito de una modesta familia murciana, desde muy pronto dio testimonio de laboriosidad y dotes intelectuales poco comunes. Marchó a Madrid para seguir la carrera de cirugía auxiliándose económicamente de los más diversos empleos para poder sustentarse. Aprobó allí el bachillerato de humanidades, y, reconocido como uno de los mejores latinos de la época, ingresó en el Colegio de San Carlos. Obtuvo el título de licenciado en cirugía en junio de 1845, siendo uno de los discípulos predilectos de Diego de Argumosa. ​

En el parque madrileño de El Buen Retiro un hermoso busto en mármol de Carrara recuerda su entrega y dedicación profesional. La escultura, obra de Ramón Subirach y Codorniú, fue un homenaje de compañeros, discípulos y padres agradecidos. La inauguración tuvo lugar el 28 de junio de 1886, al año siguiente de su muerte. Una bella frase grabada recuerda su espíritu y su obra: "Medicación sencilla y amor materno devuelven la salud al niño enfermo".